(Sin fines de lucro)

martes, 10 de septiembre de 2019

General Lista deja mal parado al país antes de examen.

irojas@5dias.com.py
Paraguay se encuentra a semanas de lo que será la evaluación de Gafilat (Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica) sobre lavado de dinero y el actual contexto no es precisamente el ideal para lograr el objetivo de –cuanto menos- no ingresar a la lista gris de esta organización internacional que mide el nivel de riesgo en los países.

El Instituto de Basilea sobre Gobernanza, que recientemente ubicó a nuestro país en el puesto 14 de su ranking de riesgo, tiene sede en Suiza y es una organización independiente que desde el 2012 publica el único índice que califica los países de acuerdo con su riesgo sobre lavado de activos.

Este índice tiene el objetivo de indicar el nivel de riesgo de cada país, utilizando como parámetros que hacen a una calificación: un 65% de la nota es por riesgo de lavado de dinero o financiamiento del terrorismo, 10% riesgos de corrupción, 15% estándares de transparencia financiera, 5% transparencia en la gestión pública y otros 5% por su riesgo político y legal.

Al crear un índice compuesto, cada uno de estos componentes recibe un peso que sumado resulta en un puntaje general y de allí sale su posición en el ranking mundial, en el cual Paraguay subió cuatro puestos este año, incrementando así su calificación de riesgo.

Sobre esta situación conversaron con la redacción de 5días analistas del sector económico y del derecho comercial, coincidiendo en que si bien Gafilat tiene sus propios estándares y métodos de medición, esta calificación del Instituto de Basilea sobre Gobernanza no es precisamente el contexto ideal para la llegada de los evaluadores.

Ricardo Rodríguez Silvero, Doctor en Economía, apuntó a que la consecuencia directa del mal posicionamiento de Paraguay en el Índice de Basilea, es la cercanía de la evaluación de Gafilat y la influencia que puede tener sobre esto: “lo preocupante, es que la otra institución que está en América Latina a cargo de controlar el lavado de dinero tiene que pronunciarse también sobre nuestros países en los próximos meses”.

Además, Rodríguez Silvero hizo hincapié en las consecuencias que trae consigo la vulnerabilidad en términos de lavado de dinero y la imagen internacional que esto genera para Paraguay, al momento de subrayar lo mala que es la combinación de este índice con la publicación de las investigaciones de entidades norteamericanas en el país, como la Fundación por el Fortalecimiento de las Democracias.

“Paraguay es conocido ya como centro de lavado de dinero y las instituciones norteamericanas que vinieron a trabajar en Paraguay desde hace varios años, han detectado que desde el lado paraguayo en la zona de las tres fronteras se está realizando financiación del terrorismo internacional en términos generales y en términos particulares incluso a Hezbollah (organización terrorista de Oriente) eso es realmente grave”, expresó Rodríguez.

Por su parte, Carlos Codas, abogado especialista en el área financiera, consideró que la consecuencia del ascenso de Paraguay en el mencionado índice no es directamente sobre la próxima evaluación de Gafilat, pero que sin embargo genera un contexto que “no es el ideal”.

“No es un buen indicio de cara a la evaluación que va a empezar en noviembre. Además, esta es la percepción que está teniendo un órgano internacional sobre las medidas que está aplicando Paraguay.”

Rubén Ramírez Lezcano, analista económico, apuntó a los riesgos que implica no pasar la evaluación de Gafilat: “ingresar a la lista gris va a afectar principalmente a la banca de capital paraguayo. Uno de los efectos es que la mayoría de los bancos que no tengan casa matriz en el exterior van a perder sus cuentas de corresponsalía”.

“En los últimos años ha habido una retracción importante en la banca de capital, salieron de nuestra región cerca de 300 corresponsales por los riesgos que representa estar involucrado en lavado de activos”.

ESTADO DE DERECHO
El analista Victor Raúl Benítez González, por su parte, explicó que el principal motivo de esta calificación y de la imagen que tiene el país a nivel internacional, es la falta de calidad que tiene el Estado de Derecho.

Subrayó que siguen habiendo instituciones muy débiles en el marco de esta lucha contra el lavado de dinero, como Seprelad.

“Tenemos anomalías en la calidad institucional. No vamos a pasar el examen de Gafilat y no vamos a llegar al tan esperado grado de inversión. Tenemos casos escandalosos como el de la cuenta que pudo abrir sin ningún problema Dario Messer en el Banco Nacional de Fomento”, expresó.

“Con estos antecedentes resulta evidente que la vulnerabilidad de nuestro sistema es alta, y las calificaciones de riesgo lógicas”.

No hay comentarios :

Publicar un comentario