(Sin fines de lucro)

viernes, 13 de septiembre de 2019

Sancionan ley de reforma tributaria con menor tasa de impuestos al tabaco y bebidas alcohólicas

La Cámara de Senadores no logró ratificarse en su sanción inicial, por lo que aceptó la modificación hecha en Diputados, donde se establece la tasa máxima del impuesto selectivo al consumo (ISC) del tabaco, bebidas alcohólicas y azucaradas dentro del proyecto de reforma tributaria.
Los senadores aceptaron los cambios dictaminados en la Cámara de Diputados en el proyecto de modernización y simplificación del sistema tributario nacional, con lo que quedó sancionada la disminución de la tasa máxima de impuestos al tabaco, bebidas alcohólicas y azucaradas.

El paquete de proyectos remitido por Diputados, que constaba de 155 artículos, tuvo cuatro modificaciones: en el caso de las bebidas alcohólicas, como cervezas, sidras con alcohol y demás bebidas envasadas con graduación alcohólica superior al 0,5% hasta el 10%, se disminuyó de 11% a 10% la tasa máxima.

Igualmente, sucedió con el coñac, whisky, tequila, aguardiente, ron, cócteles, vodka, gin, ginebra, pisco, cañas y demás bebidas envasadas con graduación alcohólica superior al 30%, en las que se disminuyó de 13% a 12%.

Con las bebidas con azúcar, energizantes con azúcar y demás bebidas envasadas con azúcar o edulcorante calórico desde 15,1 gramos hasta 25 gramos por cada 200 cm3, se bajó la tasa máxima de 6% a 5%. Así también, en el caso de las bebidas envasadas con azúcar o edulcorante calórico desde 25,1 gramos por cada 200 cm3 del 7% a 6%.

Lo mismo sucedió con la tasa impositiva a aeronaves nuevas o usadas, incluidos los vehículos aéreos no tripulados para cualquier fin, embarcaciones nuevas o usadas, cuyo valor aforo supere la suma de USD 30.000, incluidos los veleros, yates, lanchas, motos de agua y similares que, en principio, tenían una tasa del 5% y pasaron a 0%.

La propuesta que partió del Poder Ejecutivo tiene como objetivo una simplificación de trámites para la inscripción de contribuyentes y pretende beneficiar en cuanto a la formalización económica y en la inclusión financiera. Además, se busca elevar la recaudación y reducir la inequidad, potenciando impuestos directos.

Las reducciones son, en promedio, del 10% con relación a la versión de la Cámara Alta, que para ratificarse en su sanción inicial necesitaba 23 votos, pero alcanzó solo 18. El documento pasa al Poder Ejecutivo para su veto o promulgación.

No hay comentarios :

Publicar un comentario