(Sin fines de lucro)

viernes, 11 de octubre de 2019

Banco Mundial: la diferencia salarial entre los sectores público y privado en Brasil es la mayor del mundo

El Banco Mundial alertó este miércoles de la diferencia salarial entre los empleados públicos brasileños y los que trabajan en las mismas tareas en el sector privado, algo que acaba perjudicando las cuentas públicas.

En un estudio realizado en 53 países y divulgado este miércoles, el Banco Mundial aseguró que en Brasil los empleados federales tienen, de media, un sueldo con un 96% superior a los trabajadores del sector privado en cargos semejantes en la misma área, con datos de 2017. La media brasileña es muy superior a la mundial, del 21%.

Según el informe, los reajustes salariales por encima de la inflación que ganaron los empleados públicos brasileños en períodos incluso de baja recaudación fueron el principal motivo para el crecimiento de la diferencia salarial con el sector privado.

Actualmente, los gastos con personal son el segundo mayor grupo de costes que tiene el Gobierno de Barsil, apenas por detrás de la Seguridad Social.

A nivel de los estados, la diferencia salarial entre los empleados públicos y los del sector privado es menor, del 36%, mientras que en el ámbito municipal, casi no hay diferencia.

Según el Banco Mundial, en 2017 Brasil gastó unos 725.000 millones de reales (unos US$181.250 millones) para pagar a sus 11,5 millones de funcionarios activos, cifra que es cerca de 20 veces mayor a la que destinó al subsidio que distribuye entre las personas de menor renta para combatir la pobreza, un beneficio que reciben 13,5 millones de familias.

"El gasto del sector público brasileño con la nómina de empleados es elevado para los estándares internacionales debido, principalmente, a las altas remuneraciones y no tanto al número de funcionarios", aseguró el estudio.

El estudio apuntó que cerca del 26% de los empleados públicos brasileños deben jubilarse hasta 2022, con lo que el Ejecutivo tiene la posibilidad de reducir el coste con los salarios.

"Eso abre una ventana de oportunidades para reformas que afecten sólo a los nuevos contratados y le permite al gobierno mejorar tanto el área fiscal como la gestión de personal", dijo el estudio.

El organismo apuntó que el gobierno brasileño debe seguir con su programa de reformas económicas y fiscales para poder reducir los costes con el sector público, y consideró que si los sueldos que cobran los recién iniciados en el sector público se limitan a un máximo de 5.000 reales (unos US$1.250) y se aumenta el tiempo para llegar al final de la carrera, podría suponer un ahorro de hasta 104.000 millones de reales (unos US$26.000 millones) a las arcas públicas hasta 2030.

No hay comentarios :

Publicar un comentario