(Sin fines de lucro)

martes, 8 de octubre de 2019

Conversaciones comerciales entre EE.UU. y China comienzan con una atmósfera de tensión

La Casa Blanca confirmó que tras dos días de reunión entre los negociadores, seguirán las conversaciones de alto nivel con el viceprimer ministro chino Liu He, al representante comercial de EE.UU, Robert Lighthizer y al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Washington. Los negociadores comerciales adjuntos estadounidenses y chinos lanzaron una nueva ronda de conversaciones este lunes con el objetivo de resolver la guerra comercial de 15 meses de las dos naciones, sin que ninguna de las partes muestre signos de ceder terreno.

Unos 30 funcionarios chinos, liderados por el viceministro de Finanzas, Liao Min, ingresaron a la oficina del Representante de Comercio de Estados Unidos este lunes por la mañana para iniciar dos días de negociaciones, a la que posteriormente le seguirán las primeras conversaciones comerciales a nivel de ministro en más de dos meses.

La Casa Blanca confirmó oficialmente que las conversaciones de alto nivel, involucrando al viceprimer ministro chino Liu He, al representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer y al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin comenzarían este jueves.

“Las dos partes buscarán construir sobre las conversaciones de nivel adjunto de las últimas semanas. Los temas de discusión incluirán la transferencia forzada de tecnología, derechos de propiedad intelectual, servicios, barreras no arancelarias, agricultura y aplicación de la ley”, dijo la portavoz de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, en un comunicado.

Las conversaciones se están iniciando aproximadamente una semana antes de un aumento programado de los aranceles de los productos chinos por valor de US$250.000 millones a un 30% desde un 25%. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que el aumento de tarifas entrará en vigencia si no se avanza en las negociaciones.

Las dos partes han estado en desacuerdo sobre las demandas de Estados Unidos de que China mejore las protecciones de la propiedad intelectual estadounidense, ponga fin al robo cibernético y la transferencia forzada de tecnología a las empresas chinas, reduzca los subsidios industriales y aumente el acceso de las empresas estadounidenses a mercados chinos en gran parte cerrados.

Trump lanzó una nueva ronda de aranceles después de que las últimas conversaciones de alto nivel a fines de julio no lograron generar compras agrícolas ni lograron avances en cuestiones sustantivas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario