(Sin fines de lucro)

martes, 8 de octubre de 2019

Delta pasa de la debilidad a jugar con el más fuerte por la competencia en A. Latina

Delta Air Lines había luchado sin éxito durante mucho tiempo para obtener una mejor posición en el mercado latinoamericano, quedando rezagada tras a United Airlines y American Airlines, cuya asociación de larga data con LATAM les había dado ventaja. Ese panorama está cambiando.

Sao Paulo. Una sorprendente inversión de US$1.900 millones de Delta Air Lines en LATAM Airlines Group, probablemente dispare la competencia en Sudamérica, ya que la aerolínea estadounidense más débil de la región se une al jugador más fuerte.

Delta, con sede en Atlanta, había luchado durante mucho tiempo para obtener una mejor posición en el mercado latinoamericano, quedó rezagada tras a United Airlines y American Airlines, cuya asociación de larga data con LATAM les dio una ventaja cómoda.

El negocio con Delta separó a la pareja reinante.

La dominación en América Latina, un mercado de viajes aéreos que se espera que se duplique en la próxima década, ha sido muy disputada por las tres principales aerolíneas estadounidenses por una buena razón. Ocho de cada 10 pasajeros en Latinoamérica que viajan fuera de la región se dirigen a Norteamérica, según el grupo industrial ALTA

Luego de su ruptura con LATAM, con sede en Chile, el mes pasado, American Airlines anunció rápidamente nuevos vuelos el próximo año desde Miami a Chile y Perú, destinos donde los dos habían estado coordinando sus rutas con aprobación regulatoria.
La dominación en A. Latina, ha sido muy disputada por las tres principales aerolíneas estadounidenses por una buena razón. Ocho de cada 10 pasajeros en Latinoamérica que viajan fuera de la región se dirigen a Norteamérica, según el grupo industrial ALTA.

"Esto muestra que la asociación (estadounidense-LATAM) finalmente terminó socavando el suministro", dijo Carlos Ozores, director de la consultora ICF. "No hubo competencia porque estos eran dos transportistas que coordinaban sus tarifas y funcionaban como uno solo".

American dijo que había "ampliado las rutas y bajado los precios" como resultado de su coordinación con LATAM en Chile y Perú.

La fuerza combinada de LATAM y American finalmente condenó su asociación, ya que el máximo tribunal de Chile dictaminó en mayo que no podían ampliar su cooperación para viajar a Estados Unidos.

Por el contrario, la debilidad histórica de Delta en la región se ha convertido en una clara ventaja, lo que le permite superar a los competidores sin enfrentar tanto escrutinio regulatorio.

"American y LATAM tuvieron una serie de superposiciones que crearon problemas", dijo Peter Carter, director legal de Delta, a los inversores el mes pasado. "Y simplemente no tenemos eso aquí".

LATAM declinó hacer comentarios.

American dijo en un comunicado que "sigue siendo el mayor operador de EE.UU. para América Latina y esperamos competir y crecer en esta región del mundo".


No hay comentarios :

Publicar un comentario