(Sin fines de lucro)

sábado, 5 de octubre de 2019

El funcionamiento del Estado estará en juego si suben sueldos, avisa Hacienda

El Ministerio de Hacienda se dedicará el próximo año casi exclusivamente a pagar salarios si se conceden en el presupuesto 2020 todos los aumentos salariales planteados desde las diferentes instituciones públicas y desde los sindicatos, alertó de nuevo ayer el viceministro de Administración Financiera, Óscar Llamosas.


El subsecretario de Hacienda volvió a insistir ayer, así como lo hizo antes el ministro Benigno López, en que el Estado cuenta con limitados recursos genuinos para el próximo año, debido a la actual recesión económica, que tendrá un fuerte impacto en los ingresos y la coyuntura regional.

Llamosas explicó en una reunión de prensa, desarrollada para anunciar un sistema de compras que permitirá tener mayor eficiencia, que no hay espacios para incrementar el gasto público y menos aún los salarios dentro del proyecto de Presupuesto General de la Nación 2020.

Dijo que en un “escenario catastrófico” en que se aprueban todos los pedidos de suba salarial realizados a la Comisión Bicameral de Presupuesto del Congreso, llevaría al Estado a que el próximo año se dedique exclusivamente a pagar salarios de funcionarios.

Esta eventual situación de aumento generalizado, añadió el viceministro, pondrá en riesgo la operatividad de las instituciones, ya que para pagar los servicios personales se tendría que dejar de ejecutar otros gastos, como por ejemplo combustibles, alimentos, kit escolares, entre otros.

“Creo que eso no va a ocurrir”, puntualizó de todas formas Llamosas, quien cree que los principales referentes del Congreso se manifestarán en contra y, además, existe la posibilidad de aplicar el veto, como ya sucedió en 2016 (se vetó el presupuesto de 2017).

Los aumentos presupuestarios planteados ante la bicameral en las primeras dos semanas de audiencias ya superan los US$ 500 millones; dentro de este paquete se incluyen incrementos salariales y otros que fueron efectuados en forma paralela por los sindicatos.

Por citar algunos, el Ministerio de Educación pide que se pague desde abril el 16% para los docentes (el proyecto lo estableció desde julio) y esto representará US$ 30 millones adicionales. También pidió G. 13.000 millones más para pagar a docentes que reemplazan a quienes tienen permiso por maternidad, G. 25.000 millones para aumentar el seguro médico de los funcionarios administrativos y la creación de rubros categorías L y Z por G. 101.000 millones.

Los sindicatos de Hacienda también reclaman una suba del 28,9%; desde la Corte Suprema de Justicia 20%, la ANDE 10% y el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), incremento para funcionarios que ganan por debajo de G. 3.000.000.

El presupuesto 2019 gasta 74% de los ingresos tributarios en remuneraciones (de cada G. 100 recaudados G. 74 van a salarios), y para el presupuesto 2020 eso crece a 76%, y de aprobarse más aumentos, el porcentaje se va a disparar, dejando cada vez menos margen de maniobras al Tesoro.



No hay comentarios :

Publicar un comentario