(Sin fines de lucro)

martes, 8 de octubre de 2019

Trump no detendrá sus abusos de poder

Uno podría ser perdonado por pensar que el presidente Donald Trump quiere ser destituido.
El jueves, en vivo para la televisión frente a la Casa Blanca, Trump reiteró su llamado a Ucrania para investigar al exvicepresidente Joe Biden, su principal rival en las elecciones de 2020.

Luego invitó a China a hacer lo mismo: “porque lo que sucedió en China fue casi tan malo como lo que sucedió con Ucrania”.

Donald Trump nunca ha especificado lo que cree que hizo Biden. Sin embargo, se ha comprometido en un esfuerzo mundial para lograr que otros lo descubran.

Vale la pena repetir que la ley federal prohíbe solicitar cualquier cosa de valor a los extranjeros para ayudar en una campaña electoral. Pero lo más importante es que Trump está dejando en claro que tiene la intención de seguir abusando de su poder para promover sus intereses personales. El Congreso no puede y no debe aceptar eso.

La transcripción en bruto de la llamada telefónica que revelaba que Trump había convencido al presidente de Ucrania para sacarle trapos sucios a Biden, posiblemente a cambio de la ayuda militar que Trump había retenido, era inquietante. Pero la información que ha surgido desde entonces, tanto del denunciante como de aquellos directamente involucrados en la situación, es mucho peor.

Ahora está claro que la llamada telefónica era parte de una campaña más amplia. Trump también envió a su abogado personal para hablar sobre Biden con los ucranianos, eliminó a un diplomático de carrera que planteó dudas sobre el plan, luego alistó a dos enviados del Departamento de Estado para presionar al presidente de Ucrania a comprometerse a investigar a Biden a cambio de una audiencia con Donald Trump, y tal vez, de nuevo, para solicitar ayuda militar.

No hay comentarios :

Publicar un comentario