(Sin fines de lucro)

miércoles, 6 de noviembre de 2019

El presidente de Brasil entrega al Congreso un nuevo paquete de reformas económicas

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, entregó este martes al Congreso Nacional el nuevo paquete de reformas económicas que centrará la agenda parlamentaria tras la reforma de pensiones aprobada en octubre pasado.

Bolsonaro entregó de manera personal al presidente del Senado, Davi Alcolumbre, quien lidera el Congreso, el paquete de reformas que el gobierno denomina Plan Más Brasil, y lo hizo en compañía de los ministros de Economía, Paulo Guedes, y del jefe de Gabinete, Onyx Lorenzoni.

El paquete entregado este martes incluye tres propuestas de reformas a la Constitución, la primera de ellas referente a un "pacto federativo" que promueve la descentralización de recursos a estados y municipios.

La segunda iniciativa es de carácter emergente, y busca implementar límites al gasto público obligatorio, mientras que la última está referida a la revisión del financiamiento de fondos públicos.

El "pacto federativo" contempla la desvinculación de recursos federales en determinadas áreas y la desindexación del presupuesto, así como la redistribución de fondos del yacimiento petrolero del Presal para estados y municipios.

La previsión, según el gobierno, es un aumento en la transferencia de recursos a entes federativos cercano a 500.000 millones de reales (US$125.000 millones), con la garantía de que los gobiernos locales no aumentarán el gasto salarial.

"Garantizaremos unas finanzas sólidas para la República brasileña. Al mismo tiempo, estamos descentralizando recursos a los estados y municipios, para fortalecer también la federación brasileña", dijo Guedes.

La propuesta plantea también crear el Consejo Fiscal de la República, integrado por el mandatario, así como por los presidentes de la Cámara de Diputados, el Senado, el Tribunal Federal de Cuentas, el Supremo Tribunal Federal (STF) y algunos gobernadores.

De acuerdo con la propuesta, el organismo se reuniría cada tres meses para supervisar los presupuestos del gobierno central, así como de estados y de municipios.

La propuesta emergente contempla mecanismos que garanticen el cumplimiento del límite máximo del gasto y de la llamada "regla de oro", que impide que el gobierno se endeude en gasto corriente.

Contempla crear un marco legal que permita al gobierno central, así como de estados y de municipios en crisis, adoptar medidas emergentes como reducción de salarios y horas de trabajo de funcionarios para reducir el gasto.

En cuanto a la última propuesta de reforma presentada este martes por el gobierno brasileño, prevé la revisión de los cerca de 260 fondos constitucionales e infraconstitucionales existentes.

La mayoría de estos fondos recibe ingresos fiscales utilizados para financiar proyectos de desarrollo de las regiones pobres del país y reducir la desigualdad.

No hay comentarios :

Publicar un comentario