(Sin fines de lucro)

viernes, 15 de noviembre de 2019

La deuda de los estadounidenses toca los 14 BILLONES de dólares

La deuda de los consumidores estadounidenses es ahora 1.3 bdd más alta que el anterior pico establecido en 2008, informó la Fed de Nueva York.

US-POLITICS-CAPITOLLos hogares estadounidenses ahora tienen un récord de 14 billones de dólares en hipotecas, tarjetas de crédito, préstamos estudiantiles y otras formas de deuda.

La deuda aumentó 0.7% durante el tercer trimestre, informó la Reserva Federal de Nueva York, continuando una escalada de cinco años alentada por el bajo desempleo, la fuerte confianza de los consumidores y los costos baratos de los préstamos.

Las hipotecas siguen siendo la mayor parte de la deuda de los estadounidenses, que representan 9.44 billones de dólares. Eso es un aumento de 31,000 millones, o 0.3%, desde el final del segundo trimestre, según la Reserva Federal de Nueva York.

Los préstamos estudiantiles aumentaron 1.4% a 1.5 billones de dólares, mientras que los saldos de las tarjetas de crédito aumentaron 13,000 millones de dólares durante el tercer trimestre.

Todos esos préstamos, en particular las tarjetas de crédito e hipotecas, respaldan el gasto de los consumidores, la mayor parte de la economía moderna de Estados Unidos. Pero esa deuda también será más difícil de pagar durante la próxima recesión cuando aumente el desempleo.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, advirtió el miércoles que la deuda comercial es “históricamente alta”, pero señaló que no está particularmente preocupado por los préstamos al consumidor.

“La proporción de préstamos de los hogares respecto a los ingresos es baja en relación con su nivel previo a la crisis y ha ido disminuyendo gradualmente en los últimos años”, dijo Powell a los legisladores en Capitol Hill.

Sin embargo, Peter Boockvar, director de inversiones de Bleakley Advisory Group, cuestionó en una nota a los clientes si a mediados de la década de 2000, un periodo marcado por una burbuja inmobiliaria histórica, es el mejor punto de referencia. Boockvar señaló que la deuda de los hogares en relación con los ingresos sigue “muy por encima” de los niveles de los años ochenta y noventa.

Aun así, la economía estadounidense es mucho más grande de lo que era durante décadas anteriores, lo que significa que probablemente pueda manejar una mayor cantidad de deuda.

La proporción de deuda de los hogares con respecto al PIB se ubicó en 76% durante el segundo trimestre, según la Reserva Federal de St. Louis. Eso está muy por debajo del pico reciente de casi el 100% en 2009.

El dinero fácil fomentará más préstamos

Los costos de los préstamos se han desplomado en los últimos meses debido a que la Fed ha reducido las tasas de interés en tres reuniones seguidas para combatir la desaceleración económica. Esos recortes hacen que sea más barato para los hogares y las empresas pedir prestado y refinanciar la deuda existente. Ese dinero fácil puede, en última instancia, ayudar a elevar aún más la deuda estadounidense.

“Los datos sugieren que los hogares están aprovechando un entorno de bajas tasas de interés para garantizar el crédito”, dijo Donghoon Lee, investigador de la Fed de Nueva York, en un comunicado.

Boockvar dijo que escuchar a Powell hablar sobre el aumento de la deuda privada de Estados Unidos es “como escuchar a un cantinero que ha repartido bebidas toda la noche y luego pregunta por qué todos están borrachos al final de la fiesta”.

La buena noticia es que menos estadounidenses se están declarando en bancarrota.

Aproximadamente 186,000 consumidores tuvieron una anotación de bancarrota agregada a su informe de crédito durante el tercer trimestre, en comparación con 215,000 durante el mismo periodo de 2018, dijo la Fed de Nueva York.

Sin embargo, a pesar del desempleo históricamente bajo, la Fed de Nueva York dijo que las tasas de morosidad empeoraron. Alrededor del 4.8% de la deuda pendiente estaba en situación de morosidad al final del tercer trimestre, frente al 4.4% al final del segundo trimestre. Aproximadamente 667,000 millones de dólares en deuda están en situación de morosidad morosa, incluyendo 424,000 millones de dólares que son deuda gravemente morosa, una categoría que incluye deuda que tiene al menos 90 días de retraso.
1.5 billones de dólares en deuda estudiantil

La deuda estudiantil sigue siendo un punto de dolor.

Según la Fed de Nueva York, aproximadamente el 11% de los 1.5 billones de dólares en deuda estudiantil de Estados Unidos tenía más de 90 días de morosidad o impago. Eso es lo máximo para cualquier tipo de préstamo y casi duplica los niveles de 2004, el primer año que cubre el informe.

La investigación muestra que la raza podría estar jugando un papel importante.

Según los economistas de la Fed de Nueva York, las tasas de incumplimiento en los códigos postales de mayoría afroamericana son el doble que en aquellos en códigos postales de mayoría blanca. Dijeron que estas “dificultades por pagar” apuntan a la importancia de las diferencias de ingresos entre los prestatarios en diferentes zonas.

Las tasas de las tarjetas de crédito recientemente alcanzaron el 17%, el nivel más alto en al menos 25 años, lo que las convierte en una forma de préstamo especialmente costosa. Parte de ese aumento ha sido impulsado por una competencia feroz por atraer a los prestatarios con recompensas llamativas.

“Las recompensas se han vuelto cada vez más ricas. Es por eso que estamos viendo una compensación en las tasas”, dijo a CNN Margaret Keane, CEO de Synchrony Financial. “Los consumidores no siempre se fijan en las comisiones, para ser francos”.


No hay comentarios :

Publicar un comentario