(Sin fines de lucro)

lunes, 18 de noviembre de 2019

Los Conservadores de Johnson pondrán fin a las ventajas de los inmigrantes de la UE tras el Brexit

El Partido Conservador del primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, dijo el domingo que pondrá fin al trato preferencial para los inmigrantes de la Unión Europea a partir de enero de 2021 si ganan las elecciones generales del próximo mes.

Los niveles de inmigración y la preocupación por la presión que esto supone para los servicios públicos fue uno de los asuntos principales en la votación del referéndum de 2016 para abandonar la UE.

Al establecer los detalles de su política sobre inmigración post-Brexit de cara a las elecciones del 12 de diciembre, los conservadores dijeron que los ciudadanos de la UE tendrán que esperar por norma cinco años antes de poder acceder a las ayudas sociales británicas, en comparación con el actual plazo de tres meses.

"Con nuestra salida de la UE tenemos una nueva oportunidad de ser justos y de asegurarnos de que todos los que vienen aquí reciban el mismo trato. Haremos que nuestro sistema de inmigración sea igualitario", dijo Johnson en una declaración.

Los conservadores también dijeron que aumentarían el cargo adicional pagado por los inmigrantes para acceder al Servicio Nacional de Salud de Reino Unido a 625 libras (800 dólares) desde las actuales 400 libras a partir del próximo año, y que lo extenderán a todos los trabajadores extranjeros.

Esto incluirá también a los migrantes procedentes de la UE tras el fin de la libre circulación en enero de 2021, dijo el partido, agregando que esperan que la medida recaude más de 500 millones de libras esterlinas al año.

Los conservadores dijeron que la gran mayoría de los inmigrantes necesitarán de una oferta laboral para trasladarse a Reino Unido a trabajar, independientemente de su lugar de procedencia, con la excepción de los científicos altamente cualificados y de aquellos que quieran crear una empresa.

Los predecesores de Johnson, David Cameron y Theresa May, fueron objeto de críticas por no cumplir su promesa de reducir la cifra anual del saldo migratorio a menos de 100.000 personas. La última cifra oficial publicada en agosto la superó por más del doble.

Los conservadores también se han comprometido a introducir un sistema para la inmigración basado en puntos para después de la salida de la UE.

"No vamos a fijar un objetivo arbitrario", dijo a la televisión de la BBC el secretario de Relaciones Exteriores británico, Dominic Raab, preguntado por la medida en que los conservadores reducirían la inmigración.

"Lo que vamos a hacer es asegurarnos de que el Gobierno y el Parlamento tengan control sobre la inmigración para estar al cargo de las ventajas y los beneficios (...) así como los costos y las cargas".

($1 = 0.7815 libras)

(Información de Kylie MacLellan; Editado por Louise Heavens; Traducido por Darío Fernández en la redacción de Gdansk)

No hay comentarios :

Publicar un comentario