(Sin fines de lucro)

viernes, 8 de noviembre de 2019

Senado aprobó el aumento del tope de déficit fiscal a US$ 1.200 millones

Muchos legisladores perdieron horas criticando al gobierno de Mario Abdo Benítez, pero terminaron votando a favor de más déficit.La Cámara de Senadores por amplia mayoría de votos aprobó ayer el proyecto de ley, que eleva de 1,5% a 3% del PIB el tope de déficit fiscal, presentado por el Ejecutivo para aumentar la inversión vía endeudamiento.

El Senado dio su visto bueno al proyecto con la modificación de la Comisión de Hacienda y Presupuesto, que recomendó incluir un artículo que cierra aún más la posibilidad de que los fondos provenientes de préstamos sean utilizados para financiar gastos corrientes, según argumentaron durante la discusión en plenaria.

Esta disposición ya está establecida en la Ley N° 1.535 de Administración Financiera, pero los legisladores destacaron que era necesario repetir como un mensaje de que no es un cheque en blanco y considerando los temores que tiene la ciudadanía, de que se pueda derivar a cubrir aumentos salariales.

El proyecto de ley pasa a consideración de la Cámara de Diputados, en donde se estima que también será aprobado de tal manera a que el Ejecutivo pueda mantener el ritmo de la inversión pública en lo que resta del año sin preocuparse del referido tope.

El Gobierno pidió aumentar el límite de déficit con el argumento de mantener el ritmo de las inversiones, como mecanismo para reactivar la economía y garantizar un mejor inicio en 2020.

La medida, sin embargo, también genera el temor de la gente de que signifique abrir la canilla para financiar gastos corrientes, considerando los numerosos pedidos de incremento salarial en el sector público y las próximas elecciones internas y municipales.

La Ley de Responsabilidad Fiscal establece un tope de déficit fiscal de 1,5% del PIB (US$ 600 millones), pero en caso de emergencia nacional, crisis internacional que pueda afectar seriamente la economía local o una caída de la actividad económica interna, dispone que a solicitud del Ejecutivo el Congreso podrá suspender por el año fiscal, pero podrá exceder el 3% (US$ 1.200 millones).

El ministro de Hacienda, Benigno López, había adelantado que la idea es cerrar el ejercicio fiscal vigente con un saldo rojo de 2,5% del PIB (US$ 1.000 millones), atendiendo que los planes de ejecución del Ministerio de Obras Públicas es alcanzar los US$ 998 millones.

El Senado dio su visto bueno al proyecto de ley con 27 votos a favor (de todos los partidos políticos ANR, PLRA, Frente Guasu, Hagamos) y 6 en contra, estos últimos incluyen a legisladores de diferentes partidos, como Georgia María Arrúa, Eusebio Ramón Ayala, Paraguayo Cubas, Stephan Rasmussen, Fernando Silva Facetti y Fidel Zavala.

El saldo rojo no para desde 2012

Este año será el octavo que en forma consecutiva el gobierno central cerrará el ejercicio con un déficit fiscal. El último superávit logrado por el fisco fue en 2011, equivalente a 0,7% del PIB. A partir del 2012, tras fuerte incremento salarial general aprobado en el Congreso, que hizo que los salarios crecieran más del 30%, se inició el ciclo de saldo rojo hasta este año. Para el 2020 se prevé otros -1,5%.

No hay comentarios :

Publicar un comentario