Brasil ahorrará unos US$23.000M en el pago de los intereses por la deuda

El gobierno brasileño ahorrará el próximo año 96.000 millones de reales (unos US$23.000 millones) en el pago de intereses por deuda pública, resultado de la reducción en la tasa de interés de referencia Selic, que está en 5 por ciento anual, afirmó este viernes el ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes.

El funcionario sostuvo que los bajos intereses en la tasa del Sistema Especial de Liquidación y Custodia (Selic), que se encuentra en su nivel histórico más bajo, permitirán al gobierno "gastar menos y mejor" los recursos financieros disponibles.

La Selic comenzó el año en 6,5% anual y fue reducida de manera gradual por el Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central (BC), en virtud de una inflación controlada y como medida para estimular la actividad económica.

"Los intereses caerán 96.000 millones de reales en 2020, el equivalente a tres fondos del (programa gubernamental) Bolsa Familia", dijo el ministro en un seminario sobre saneamiento básico promovido por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

Guedes reiteró en su participación en el seminario que el gran problema de Brasil en los últimos 40 años fue "el exceso de gasto, que ha alcanzado el 45% del PIB (Producto Interno Bruto)".

"El control del gasto era, por lo tanto, indispensable para nosotros y está detrás de todo lo que estamos haciendo", dijo Guedes respecto a esa situación que exigió al actual gobierno promover reformas estructurales.

Dijo que los principales responsables del gasto fueron tanto los "privilegios" en materia de seguridad social, como el pago de intereses de la deuda pública.

Guedes sostuvo que los pagos de intereses equivalen a la cantidad desembolsada por el Plan Marshall para reconstruir a los países aliados después de la Segunda Guerra Mundial.

Se refirió también al nuevo enfoque del BNDES, que según el funcionario fue convertido en el pasado en "una máquina para hacer campeones del mundo".

Según Guedes, los recursos crediticios a disposición a través de la banca pública fueron capturados por quienes tienen más poder político y económico.

Comentarios