(Sin fines de lucro)

martes, 3 de diciembre de 2019

Guerra comerical salpica al Mercosur

Ayer en horas de la mañana a través de su cuenta de Twitter el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció que su gobierno volverá a aplicar tasas de importación al acero y al aluminio de Argentina y Brasil, tras haber exonerado a estos países del arancel este año.

El mandatario norteamericano adujo que las políticas que están llevando los gigantes del Mercosur están devaluando sus monedas, y que esto “no es bueno para los agricultores estadounidenses”.
“Brasil y Argentina han devaluado fuertemente sus monedas, lo que no es bueno para nuestros agricultores”, tuiteó Trump, añadiendo además que por lo tanto, reestablecerá inmediatamente las tarifas de todo el acero y aluminio que se envíen a Estados Unidos desde esos países.

Según el análisis de Fernando Masi, economista experto en comercio exterior, la reimposición de la tarfia sería una represalia de Donald Trump a la supuesta devaluación “adrede” que están realizando sobre sus monedas estos dos países.

Sin embargo, Masi puntualizó que “solo en la cabeza de Donald Trump” entra que lo que están pasando estos dos países es a propósito y que en realidad es una cuestión de oferta y demanda de divisas. El supuesto agravio a los productos norteamericanos sería el bajo precio de exportación que están teniendo los países en cuestión, producto de la devaluación de sus monedas.

Masi subrayó que se debe tener en cuenta que China impuso tarifas a la soja norteamericana en represalia a otras tarifas que puso Trump para manufacturados de este país.Con la coyuntura actual, el precio de la soja que se exporta desde Mercosur a China es mucho más competitivo de lo que puede ser exportar desde Estados Unidos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario