(Sin fines de lucro)

lunes, 2 de diciembre de 2019

Paraguay requiere de industrias que añadan valor a la economía

Paraguay no solo debe apuntar, como modelo de negocio, a la tarifa energética como matriz económica, sino que también al del capital humano, dijo la ministra de Industria y Comercio, Liz Cramer. Indicó que el Para­guay requiere de industrias que generen valor agregado y transformación social.

“No es lo mismo abrir una industria en Luque que en Ñeembucú, donde hay una altísima dependencia de muy pocos factores de producción. Necesitamos que las indus­trias impacten más fuerte en la economía, desde todo punto de vista, como en lo social y ambiental”, reiteró.

Por otro lado, Cramer dijo que el factor diferencial del Paraguay siempre debe ser, como atractivo para las inver­siones extranjeras, el recurso natural limpio, la energía y el agua. “No es solamente buscar quién nos ayude a usar para estar en condicio­nes de aprovechar todas esas inversiones que tendrá Para­guay en el 2023, como capa­cidad para usar el 50% que le corresponde, sino a quién se la vendemos y qué cantidad consumir internamente”, agregó.

En ese sentido, Paraguay debe seguir siendo competi­tivo en energía, pero ya selec­tivo en la atracción de inver­siones, en el sentido de que no cualquier inversión debe interesar, sino aquellas que ayuden a utilizar la energía a precio adecuado y que dé mayor impacto económico en el PIB. “Hay diversos factores en ese impacto, empleo es uno de ellos. Ver qué impacto ten­drá en la economía real por­que hasta ahora es solo ven­gan, vengan, hasta un punto”, enfatizó.

El MIC anunció la mayor inversión privada de Para­guay, con la llegada de una industria brasileña que gene­rará biodiésel en el país y que utilizará el 20% del aceite de soja paraguaya.

La firma brasileña ECB Group, responsable de la planta de biocombustibles avanzados Omega Green en Paraguay, presentó el lunes pasado ante las autorida­des nacionales los avances en cuanto al proyecto, al tiempo de presentar a los proveedores internaciona­les con quienes trabajará para la puesta en marcha del megaemprendimiento.

Hay que mencionar que se trata de la primera planta de biocombustibles avan­zados del Hemisferio Sur y que estará situada en la ciudad de Villeta, a unos 45 km de Asunción, cuya cons­trucción se desarrollará en el primer semestre del 2020 y se espera que dure unos 30 meses hasta el funciona­miento del complejo Omega Green para el 2023.

INDUSTRIA DE US$ 800 MILLONES

Acciona firmó la semana pasada en Madrid un acuerdo para levantar una fábrica de biocombustibles en Paraguay para la brasileña ECB Group. La construcción de la factoría exige el des­embolso de unos 800 millones de dólares –unos 725 millones de euros al tipo de cambio actual– y será la mayor inversión pri­vada de la historia del país, menciona el portal El Economista de España.

Liz Cramer, titular del MIC, enfatizó que este tipo de inversión tiene transformación de la materia prima, ya que se industriali­zará más la soja, materia que importa bastante, ya que es clara­mente transformadora. Esto apunta directamente al mercado de Canadá, ya que dejarán de consumir combustibles fósiles, con lo que se convierte en una tendencia mundial, dijo. “Esto va a gene­rar ingresos de divisas, consumirá no solo mano de obra nacional a nivel primario, sino muchos más talentos de varios sectores, como ingeniería, además de consumir 40 MW de la Ande”, acotó.

No hay comentarios :

Publicar un comentario