Pensionadas con jugosos sueldos del Estado

La Secretaría Nacional Anticorrupción (Senac) ya inició el proceso de investigación preliminar de oficio ante los casos que fueron hallados de cobros irregulares en concepto de “Hijas Solteras de Militares sin medios propios de subsistencia” tras los controles realizados por Caja Fiscal.

La semana pasada, la Caja Fiscal del Ministerio de Hacienda procedió a bloquear las cuentas de 144 hijas de militares que percibían pensiones por no tener supuestamente medios propios de subsistencia. Las mismas cobraban mensualmente a pesar de que sí tenían trabajos, e inclusive algunas eran funcionarias del Estado.

Desde la Dirección General de Jubilaciones y Pensiones (DGJP) recordaron que actualmente las beneficiadas en este concepto son unas 700 hijas de militares quienes reciben mensualmente una pensión.

De las 144 pensionadas a quienes se les bloqueó la cuenta, un número importante son funcionarias permanentes en instituciones públicas. Tal es el caso de María Filomena Mercedes, funcionaria del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, quien percibe un salario mensual de G. 5.400.00.

Una de las que aparece en la lista y que también pertenece a la función pública con un jugoso salario es Alicia Verónica Pedrozo Berni, que percibe mensualmente G. 17.806.000 como juez de primera instancia en lo penal de la Corte Suprema de Justicia. Así también María Ofelia Olmedo Ramos, quien aparece como funcionaria de la Universidad Nacional de Asunción, con un sueldo de G. 2.606.000.

Otras personas a quienes también se les bloqueó la cuenta y que perciben millonarias sumas como funcionarias del Estado son Marilin Victoria Rejala Altemburger, con un sueldo de G. 16.007.000 como funcionaria del Ministerio de Relaciones Exteriores. Asimismo, María Angélica Leguizamón Samaniego, quien es funcionaria permanente de la Universidad Nacional de Asunción con un sueldo de G. 14.023.000 y también del Ministerio de Salud de donde percibe G. 5.560.000 mensualmente.

Fabiola Guadalupe Molas Alcaraz es funcionaria del Ministerio Público con un salario mensual de G. 19.806.000. Por otro lado, Carmen Viviana Sánchez Florentín, del Ministerio de Educación y Ciencias y percibe G. 8.041.000 mensualmente.

Otras de las pensionadas son Egidia Antonia González Ortiz, Asistente Social Forense en la Corte Suprema De Justicia, con un sueldo de G.7.500.000; Blanca Beatriz Russo Zarza del Ministerio de Salud Pública con un sueldo de G. 5.700.000. Así como Alicia Liliana Lagrave González, del Ministerio del Trabajo, con un sueldo de G. 2.112.000; Carolina Chamorro Torres del Ministerio del Interior y percibía mensualmente G. 6.760.000; Ursina Leguizamón del Ministerio de Agricultura y Ganadería con G. 7.747.000.

Existe otra veintena de beneficiadas como hijas de pensionadas que también son funcionarias del Estado. Cabe recordar que en la actualidad, la Caja Fiscal arrastra un déficit de G. 709.859 millones, principalmente, por el saldo rojo del sector militar.

Desde la Senac aseguran que la investigación preliminar se concluirá de manera transparente y con la garantía del cumplimiento de las normas legales establecidas. Por su parte, desde la Dirección General de Jubilaciones y Pensiones (DGJP) emitieron un comunicado señalando que las personas que se encuentran en la lista de las inconsistencias detectadas podrán presentarse en la institución y adjuntar las documentaciones que avalaron el otorgamiento del beneficio de la pensión, así como aquellos que respalden su derecho a seguir percibiéndola, los cuales serán analizados conjuntamente con los datos obrantes en la Dirección de Jubilaciones.

Comentarios