(Sin fines de lucro)

martes, 3 de diciembre de 2019

Solo el 27% de la población accede a un seguro médico

De una población cercana a 7 millones de habitantes en el 2018, más de 5 millones de compatriotas no contaban con ningún tipo de cobertura a la salud, según resultados de la Encuesta Permanente de Hogares que dio a conocer la DGEEC. La alta informalidad laboral es una de las principales causas.

El acceso a seguridad social en nuestro país es casi un privilegio, ya que solo el 27,1% de nuestros compatriotas en el 2018 contaba con seguro médico, lo que abarca a unos 1.889.133 ciudadanos, de acuerdo con un reciente informe basado en los datos anuales de la Encuesta Permanente de Hogares Continua (EPHC).

COBERTURA DE SEGURO MÉDICO
Por otra parte, al comparar estos datos con el año anterior (2017) se observa que hubo un estancamiento, ya que mantiene la misma proporción, con casi dos tercios de la población que está desprotegida y, por tanto, es vulnerable ante situaciones complejas de la salud.

Al desagregar por área de residencia, se observa que la situación es más crítica en el campo, donde solo el 14% de los compatriotas de esa zona (370.916 personas) tiene acceso a la seguridad social y, ante la precariedad de los centros de salud regionales, muchos deben trasladarse hasta la capital para tratamiento de enfermedades complejas. Mientras, en el área urbana, la población con cobertura médica llega al 35,2% de este grupo, unas 1.521.192 personas.

El reporte revela además que la mayor cobertura de asegurados a nivel nacional tiene el Instituto de Previsión Social (IPS), que abarca el 19,4% de la población total del país, lo que representa un global de 1.352.368 ciudadanos.

De esta cantidad que cubre el IPS, 1.071.750 personas residen en áreas urbanas, mientras que 280.837 viven en zonas rurales.

Causas y consecuencias

La baja cobertura social que causa la informalidad es uno de los principales frenos para el desarrollo y la productividad del país, mencionan reportes de organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Mundial (BM) y el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

Esta situación se da por distintas razones, como empleos precarios donde no alcanzan el salario mínimo, la ocupación cuentapropista (pequeños comerciantes).

Considerando los rubros, las actividades con alta participación de informalidad son la construcción y el comercio, restaurantes y hoteles. Sin embargo, el trabajo doméstico tiene el mayor porcentaje de ocupación informal: 9 de cada 10 personas de 15 y más años de edad, son trabajadoras domésticas y están en condición de informalidad, indica la DGEEC.

Además de la población ocupada compuesta por 3.211.225 de compatriotas, el 29% se dedica a actividad por cuenta propia, es decir, 931.255 personas, y la mayoría de ellas no aporta a ningún seguro social por salud o jubilación.

La informalidad en aumento

Un reciente estudio de la consultora Pro Desarrollo Paraguay confirmó el incremento de la actividad informal en nuestro país, que en 2018 movilizó US$ 16.522 millones. Una gran parte de la economía en negro está ligada a la evasión impositiva y laboral. Empresas que no registran a sus empleados en el IPS y que pagan menos del mínimo legal vigente. Datos de la DGEEC 2018 refieren, a su vez, que más del 40% de los trabajadores en el sector privado perciben menos de un salario mínimo.

Entre tanto, tampoco hay avances en estímulos para la formalización del pequeño comerciante, para facilitar a los pobladores herramientas más amigables y sin tanto protocolo para acceder a ellas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario