Cautela: Cómo operar sin perder de vista Oriente Medio

Optimismo en los mercados europeos tras unas sesiones de infarto. Las bolsas vuelven al verde, impulsadas por los mercados asiáticos y animadas por la “falta” de novedades en torno a las tensiones en Oriente Medio pero los expertos alertan de que no nos confiemos y recomiendan cautela.
© Reuters.  Cautela: Cómo operar sin perder de vista Oriente Medio
“La principal referencia en estas últimas sesiones está siendo el precio del petróleo, variable que, de dispararse al alza, podría hacer mucho daño a la ya de por sí frágil economía mundial; no tanto a la estadounidense, ya que en los últimos años la dependencia de EE.UU. del petróleo importado se ha reducido considerablemente”, explican en Link Securities.

“No obstante, reiteramos que no es que la tensión en Oriente Medio se haya reducido -ayer, durante el funeral del general iraní Soleimani en Teherán, los manifestantes seguían pidiendo ‘venganza’ por su muerte-, sino que, por ahora, no ha ido a más. Por tanto, y mientras no se produzca ningún tipo de respuesta por parte del régimen iraní, los inversores parecen dispuestos a seguir apostando por la renta variable, más aún si los datos macroeconómicos que se van dando a conocer acompañan”, añaden estos expertos.

Otros analistas que tampoco se relajan son los de Banca March: “Se teme que se produzcan ataques a los buques que atraviesan el estrecho de Ormuz, frente a la costa Iraní, por donde cada día cruza una tercera parte de las exportaciones mundiales de petróleo”, apuntan.

“Los inversores parecen querer olvidar los riesgos geopolíticos que entraron en erupción la semana pasada tras el asesinato general iraní Soleimani y la petición del Irak de que las tropas estadounidenses abandonen el país, ante lo que Trump ha amenazado con imponer sanciones”, comentan en Renta 4 (MC:RTA4).

Por su parte, José Luis Cárpatos, CEO de Serenity Markets, afirma que “las amenazas de Irán son constantes y hace un rato ha asegurado que tiene 13 objetivos para tomar represalias, pero han rechazado la posibilidad de una guerra abierta”.

No obstante, este experto cree que, aunque “hay que considerar este factor a partir de ahora como generador de volatilidad a corto plazo”, no cree que sea un “factor poderoso de cambio”.

“Ahora debemos volver a fijarnos en cómo estaba el mercado antes de lo de Irán, volvemos a empezar. Y estamos en un mercado sobrecomprado, ya menos tras las últimas correcciones, que se tiene que enfrentar al blackout de recompras que ya está activado en EE.UU. por la publicación de resultados”, apunta Cárpatos.

En este último punto, desde Renta Markets añaden que “serán los resultados empresariales los que terminen por dar la razón a los que, a espaldas de la tensión geopolítica, siguen apostando que es la renta variable el mejor refugio de su liquidez”.

Como punto positivo para el mercado, Cárpatos destaca “la influencia muy fuerte de la QE de la Fed, que influye notablemente en la bolsa y, por otro lado, la QE del BCE que se había parado en Navidad por falta de liquidez”.

Comentarios