El paladio, de nuevo a la cabeza de las materias primas en 2020

Han pasado dos semanas desde el Año Nuevo y, ¿cuál es la materia prima de mejor rendimiento hasta ahora?

Pista: No es el oro.

El paladio, la estrella de los recursos naturales que subió un 55% en 2019, vuelve a liderar el grupo, con un retorno de casi el 10% en lo que va de año.

Los futuros del paladio registraron máximos históricos el jueves pasado, mientras que su precio al contado alcanzó un nuevo pico el lunes. Sin embargo, su debut en 2020 ha sido limitado en comparación con el pináculo del año pasado, cuando se embarcó en una racha de máximos históricos hacia el final.

Palladium Futures

Paladio: Menos deslumbrante que el oro, pero más uniforme en su carrera
La historia más deslumbrante en metales preciosos este año ha sido la del oro. Junto con los máximos históricos de Wall Street y los volátiles precios del petróleo, el oro ha acaparado los titulares las últimas dos semanas.

El refugio favorito de todos abrió el año a un ritmo constante a partir de la subida del 18% de 2019, antes de dispararse hasta máximos de casi siete años en más de 1.600 dólares por onza con el conflicto entre Estados Unidos e Irán. A pesar de eso, el oro ha subido ya un 1% interanual, apartándose de los máximos registrados a causa de la disminución de las tensiones de Oriente Próximo.

La carrera del paladio, por su parte, ha sido más uniforme, lo que ha mantenido por delante no sólo de metales preciosos similares, sino también del resto del conjunto de recursos naturales.

El paladio, un ingrediente para emisiones más limpias y un mejor rendimiento de los motores propulsados por gasolina, se ha vuelto a ver impulsado las últimas dos semanas por una reducción de la oferta de los principales países productores, Sudáfrica y Rusia.
Más mineros con ganas de explorar el paladio

"La mayoría del paladio mundial lo produce una sola empresa —Norilsk Nickel, con sede en Rusia, responsable del 41% de la producción mundial en 2017—, pero hay otros mineros intentando desarrollar nuevos proyectos para desafiar este monopolio", dijo JP Casey, analista del blog de Tecnología Minera.

El repunte del paladio los últimos dos años ha animado a una serie de nuevos jugadores a pisar la lona del paladio, y de pronto hay mineros de todo tipo interesados en el metal, dice Casey.

"Sin embargo, la burbuja podría estallar, ya que la industria automotriz, que ha sido singularmente responsable del aumento de la demanda de paladio, podría estar perdiendo interés en el potencial del metal, a medida que la oferta comienza a equilibrarse con la demanda", dijo Casey.

"Con las nuevas minas de paladio ya en etapas de obtención de licencia, o incluso ya operativas, sigue habiendo preguntas sobre el futuro del paladio y cuánto tiempo más seguirá siendo una fuerte inversión", añade.
Recomendaciones de "compra fuerte" para el paladio

El lunes, el paladio al contado cerró en casi 2.130 dólares por onza, subiendo 188 dólares o un 9,7% interanual. Anteriormente había registrado máximos históricos en más de 2.148 dólares.

La previsión técnica diaria de Investing.com recomienda una calificación de "compra" del paladio al contado. Mientras que los máximos históricos del lunes también han superado el nivel de resistencia de 2.138 dólares que Investing.com había pronosticado para el paladio al contado, un acuerdo a ese nivel todavía podría significar una ganancia adicional de 50 dólares o un 2,8%.

En 2019, el paladio al contado gana un 48%. Los futuros de paladio cerraron la jornada del lunes en 2.079,10 dólares, con una subida de 167 dólares o un 8,7% desde el cierre del año pasado. El 9 de enero registraban máximos históricos en casi 2.113 dólares.

Spot Palladium

La previsión técnica diaria de Investing.com recomienda también una calificación de "compra" de los futuros de paladio. Pronostica un nivel de resistencia en la parte superior de 2.085 dólares en cuanto al paladio al contado, una discreta subida de 6 dólares o un 0,3% por encima del cierre del lunes.

Los futuros de paladio cerraron 2019 con un alza del 55%. El aumento de la demanda de paladio ha provocado que todo tipo de mineros acudan al metal. La empresa minera canadiense Ivanhoe ha completado un estudio de viabilidad en su mina Platreef en Sudáfrica, un proyecto en el que posee una participación del 64%, y tiene como objetivo producir 219.000 onzas de platino al año, ha dicho Mining Technology.

El blog informa de que la mina Lac Des Illes de Canadá ha reiniciado la producción en 2020 tras una pausa de dos años. La propietaria de la mina, North American Palladium, planea continuar sus operaciones subterráneas hasta 2027, y producir 2,32 millones de onzas del metal durante los próximos ocho años.
Los analistas advierten de que la demanda automática podría ralentizarse

Si bien la oferta limitada de paladio podría respaldar aún más los precios, los fabricantes de automóviles también podrían buscar alternativas, han dicho los analistas de Bank of America (NYSE:BAC) Merrill Lynch. Advierten que los fabricantes de automóviles podrían tener dificultades para encontrar más paladio en los próximos años, ya que la oferta global se mantendrá inalterada en unos 10,2 millones de onzas al año.

"Los fabricantes de automóviles están empezando a buscar un reemplazo. Probablemente tardarán otros 12-18 meses", dijo Michael Widmer, analista de Bank of America, al Financial Times. "Se puede conseguir paladio, pero hay que pagar por él”, añade:

"Cuanto más rápido hagan la sustitución, o recoloquen los catalizadores, más rápido llegará el repunte".

Los analistas dicen que una de las mejores alternativas al paladio sería el platino, que opera con un descuento de más de 1.000 dólares por onza.

Ambos son básicamente autocatalizadores y purificadores de emisiones; sólo que el platino se utiliza en los motores diésel, mientras que el paladio funciona mejor para los coches de gasolina.

Pero aunque la conversación del platino como sustituto del paladio a menudo ha surgido en el pasado, los fabricantes de automóviles han argumentado que los procesos completos del motor y las emisiones podrían tener que reacondicionarse para tales propósitos. Esto podría incurrir en tiempo y gastos que no serían beneficiosos, frente al coste relativamente pequeño del paladio en un automóvil.

Comentarios