El Paraguay compra cada vez más de China continental y le vende muy poco

Pese al bajón registrado en las importaciones de nuestro país en el 2019, las adquisiciones desde China no pararon y estas alcanzaron unos US$ 4.000 millones en artículos como electrónica, celulares y otros, según datos del BCP.

Estas cifras posicionan al país asiático como el mayor proveedor, ya que representa el 34% del total de la compras realizadas por nuestro país desde distintas partes del mundo, incluso por encima de lo adquirido desde el bloque Mercosur (Argentina, Brasil y Uruguay, más Venezuela) que en conjunto representan el 31%.

Cabe destacar que las importaciones desde China se incrementaron en 12% en el último año pese al bajón económico que sacudió a gran parte del sector empresarial e importador.

El informe oficial detalla que los productos que mayormente sufrieron retracciones son aquellos para consumo interno, mientras que aquellos que ingresaron bajo régimen de turismo para reexportación mostraron un importante avance y este último grupo son los que provienen de China.

Según los registros del BCP, los productos con mador demanda desde el mercado chino son los aparatos celulares o móviles, que acaparan el 32% de todos los productos que ingresaron desde dicho sector. Desde el mismo sector se adquirieron máquinas procesadoras de datos, tabletas, automóviles, como también los insecticidas, fungicidas y demás.

Por otra parte, los productos ingresados desde el bloque Mercosur totalizaron US$ 3.647 millones, 12% menos en comparación con la importación registrada desde este grupo, en el año 2018.

Si bien China se constituye actualmente en el principal origen de nuestras importaciones, la inexistencia de una relación diplomática con el país asiático imposibilita que su gobierno reconozca los certificados fitosanitarios nacionales para ingresar productos como soja y carne, lo que lleva a Paraguay a exportar este tipo de bienes de forma indirecta. A raíz de esto, Paraguay posee una balanza comercial deficitaria con China.

Además, en el caso de la soja, la comercialización se realiza a través de terceros países, como Argentina y Uruguay. En estos países, el producto ingresa en granos para pasar por el proceso de industrialización y ser convertidos en harina y aceite de soja, que son exportados a otros destinos, pero como producto argentino o uruguayo.

Por el momento, en la agenda de la Cancillería no figura un cambio de postura de nuestro país en su relación diplomática con China, por la relación diplomática que se mantiene actualmente con Taiwán.

Comentarios