Gráfico del día: La tendencia del petróleo amenaza con una reversión

El precio del petróleo cae por sexto día consecutivo, su racha más larga desde septiembre. El hecho de que el petróleo no haya conseguido aumentar su demanda incluso ante la que podría haber sido la mayor interrupción de la producción en años a causa del posible enfrentamiento militar entre Estados Unidos e Irán requiere investigación.

Los inversores parecen decididos a aceptar las interpretaciones que sugieren que Estados Unidos e Irán se están apartando de un conflicto militar. Sin embargo, los inversores son humanos y tienden a no ser objetivos: otro ejemplo de esto fue su aceptación de la repetida retórica positiva durante las intermitentes negociaciones comerciales de Estados Unidos y China cuando estaban encantados de sumergirse en la creciente oferta de efectivo barato proporcionado por la Fed.

Pero la cada vez más escasa oferta dibuja un panorama negativo de demanda, según las expectativas de la National Petroleum Corporation controlada por el Estado de China, la mayor compañía petrolera del país. El gigante energético prevé un crecimiento total de las reservas (producción nacional + importaciones) de un 2,4% este año, menos de la mitad del crecimiento porcentual de 2019. Si esto se cumple, sería el crecimiento más lento desde el desplome de 2008.

Mientras que los precios repuntaron a medida que la relación entre Estados Unidos y China mejoraba en términos de un acuerdo comercial, la CNPC no espera ningún cambio a corto plazo.

El siguiente gráfico ilustra cómo están funcionando estos factores:

Crude Oil WTI Futures

El número redondo psicológico de 60 dólares no ha respaldado el WTI, ni siquiera después de que las tensiones entre Estados Unidos e Irán registraran máximos de años, llevando a ambos países al borde de la guerra. Por otra parte, el precio acaba de bajar por debajo de su línea de tendencia alcista desde los mínimos del 3 de octubre registrados en 50,99 dólares, siempre el primer indicio de una reversión potencial de la tendencia.

Los inversores pueden esperar que la tendencia alcista se mantenga después de que la MMD 50 cruce por encima de la MMD 200 de finales de diciembre, provocando un cruce dorado. Sin embargo, para que una media móvil sea significativa, el precio debe moverse, y el precio ha estado sin tendencia desde enero de 2018. Este cruce dorado es el segundo desde mayo. El precio, sin embargo, sigue por encima de la MMD 200.

Mientras tanto, el MACD y el RSI han proporcionado señales de venta.
Estrategias de trading

Los traders conservadores esperarán a que el petróleo salga de su rango de 51-66 dólares, por temor una reacción de rebote.

Los traders moderados podrían posicionarse en corto si el precio cierra por debajo de 56,50 dólares, empleando un filtro mínimo del 3% (más que nuestro 2% general para el riesgo moderado, teniendo en cuenta la tendencia menos fiable durante de una congestión). Después, esperarán un movimiento de retorno, para un mejor precio de entrada, o incluso para confirmar la resistencia.

Los traders agresivos podrían posicionarse en corto con un cierre por debajo de la MMD 200, sólo 3 centavos por debajo del precio actual de 57,77 dólares. Cuanto más largo y profundo sea el filtro de abajo, más fiable será el repunte a la baja.
Ejemplo de operación

Entrada: 58 dólares, después de que el precio primero cierre por debajo de 57 dólares y repunte durante la recogida de beneficios

Orden de minimización de pérdidas: 59 dólares

Riesgo: 1 dólar

Objetivo: 55 dólares

Recompensa: 3 dólares

Relación riesgo-recompensa: 1:3


Comentarios