Invasores ponen en riesgo USD 20 millones de producción agrícola y ganadera

Productores menonitas de Caaguazú denunciaron que el conflicto que tienen con invasores de tierras ha puesto en riesgo  tierras listas para el cultivo de soja y establecimientos de producción ganadera.

Cientos de productores nucleados en la Asociación de Productores Agroganaderas para la Cooperación y el Desarrollo – APROAGRO, expresaron su preocupación por la falta de solución al conflicto con invasores que ahora ponen en riesgo no solo la zafra sojera, sino también la producción de leche, ya que varios establecimientos de grandes industrias lácteas están siendo afectadas.

Según explicó Dionicio Hildebrand, presidente de APROAGRO, el ingreso masivo de personas para ocupar propiedades privadas puede desencadenar en un golpe nefasto para la zona de Campo 9, caracterizada por su empuje productivo e industrial.

“Cada día se suman más personas al grupo invasor y están ingresando de manera ilegal acaparando cada vez más grandes extensiones de tierras con soja cultivada y cuyo tiempo de cosecha está llegando a su fecha; y no sólo eso, las invasiones también ya están afectando a tambos y establecimientos de producción lechera, y de seguir esta situación en poco tiempo más las principales industrias lecheras de la zona también se verán alcanzadas”.

Según estimaciones de la policía que vigila la zona, son más de 2.000 las personas provenientes de varios asentamientos del departamento de Caaguazú, sometiendo a un constante acoso a productores de la zona, y en algunos casos, impidiendo el acceso a sus propiedades.

Los invasores operan bajo la representación del Movimiento Campesino Paraguayo -MCP- y alegan que las 22.000 hectáreas son tierras fiscales por lo que exigen la salida de los productores menonitas. Sin embargo, el presidente de APROAGRO explicó que los títulos de propiedad están en orden, que los inmuebles jamás fueron tierras fiscales ya que están instalados desde hace varias décadas en el lugar, y que toda la documentación pertinente ya fue puesta a disposición del Ministerio Público.

Además, Hildebrand lamentó que la falta de acción tanto del Ministerio Público como de la Policía Nacional propició el ingreso de los invasores, desacatando las medidas cautelares y los amparos judiciales con los que cuentan los inmuebles afectados.

Sobre la disputa, el INDERT envió en el transcurso de la semana a un equipo técnico liderado por Laura Benítez, nueva directora regional para Caaguazú de la institución, para la realización de una mensura administrativa que pudiera dilucidar la situación. Los resultados de dicha mensura debían estar listos el viernes 10 de enero, pero hasta el momento no se ha presentado.

Comentarios