La falta de acuerdo interno puede ser “fatal” en Itaipú, advierte especialista

Seguir demorando los acuerdos internos claves será finalmente “fatal” para los intereses del Paraguay en las negociaciones de Itaipú, advirtió el Ing. Fabián Cáceres. En ese sentido, cuestionó la ineficacia que pudiera tener el equipo negociador que el Gobierno nacional empezó a delinear el 30 de diciembre último. El técnico compatriota manifestó que el país tiene dos o tres temas claves que deben ser definidos lo antes posible.


Sobre la impresión que da el Poder Ejecutivo de no saber qué cosas se deberían plantear para la revisión del Anexo C y del Tratado de Itaipú, el Ing. Cáceres, exgerente técnico de la ANDE, contestó: “Nosotros deberíamos estar discutiendo en este momento dos, tres o cuatro puntos que interesan al Paraguay; sin embargo, estamos discutiendo quiénes nos van a representar”.

Advirtió que se estaría actuando de esa forma “a propósito”, donde el equipo negociador se ve desde afuera como una instancia que puede llegar a ser complicada y creada “con el único fin de no hacer nada”. Cáceres cuestionó duramente el domingo último la elección del Ing. Héctor Richer, primer “seleccionado” para formar parte de la comisión.

Dijo que Paraguay debería lograr con Brasil algún avance importante antes de la finalización del año 2022, porque en el 2023 el precio de la energía caerá debido a la reducción de su deuda en más del 60%. “La tarifa caerá, pero algunas condiciones permanecerán, como la cesión de la energía no utilizada por Paraguay, lo que hará que el Brasil gane lejos, mientras nosotros nada, probablemente”, alertó.

Dos o tres banderas

Manifestó que el Paraguay es el único que saldría con algún beneficio con la revisión del Anexo C de Itaipú no su socio (Brasil). “Entonces, si continuamos enfrascados en luchas intestinas y sin un liderazgo que ponga orden, credibilidad y plante dos o tres banderas, que deben ser sometidas (expuestas) a la ciudadanía, nada va a cambiar”, expresó.

Al ser preguntado sobre cuáles serían esas reivindicaciones paraguayas, Cáceres explicó: “Si eventualmente la tarifa de Itaipú baja, debemos preguntarnos qué oportunidad de negocios podrían abrirse para el Paraguay. Yo creo que lo único que nos va a beneficiar es la libre disponibilidad de nuestra energía para venderla al mercado que sea, incluyendo Brasil”.

Subrayó que, inclusive, se puede negociar una venta preferencial al Brasil, pero que la misma sea al precio que el Paraguay fije de acuerdo a las fluctuaciones del mercado brasileño.

Artículos del Tratado

Al señalársele que esa libre disponibilidad implicaría tocar algunos artículos clave del Tratado, dijo: “Claro que hay que tocarlos, porque si no lo hacemos, el 50% de la energía que es nuestra y que no podemos usar todavía, Brasil lo va a seguir llevando a precio todavía más regalado. Entonces, nuestro ‘socio’ va a ganar mucha más plata, por lejos”.

Acotó que hay otras cuestiones “de menor cuantía” que se pueden plantear, pero que no son importantes como para “mover la aguja”. “Lo único que puede mover los marcadores es la plata. Nosotros somos un país pobre que necesita dinero para inversiones en salud, educación e infraestructuras”, señaló.

Comentarios