MOPC investiga supuesto desvío de recaudaciones

Interventores del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) investigan un supuesto multimillonario desvío de dinero proveniente del cobro de peajes en la estación de Itapúa, a través de boletas falsificadas. El esquema ilegal se montó al parecer en complicidad con funcionarios de Asunción.

SANTÍSIMA TRINIDAD, Itapúa (Juan Augusto Roa, corresponsal). El jefe de la estación de peajes ubicado en el kilómetro 30 de la Ruta PY6, en este distrito, Dante Peláez, confirmó que desde el miércoles trabaja en el lugar un equipo auditor del ministerio, encabezado por Víctor Martín Flores, para verificar la veracidad de una denuncia publicada en un medio digital de la ciudad de Hohenau.

Según la denuncia, existe un esquema montado para robar las recaudaciones entregando a los usuarios boletas de peaje falsificadas, que no están registradas en el sistema, y por lo tanto tampoco se registra el importe recaudado en ese concepto.

El sistema para estafar a la institución opera en red, a nivel país, según la versión dada conocer por un funcionario del ente que pidió el anonimato, y cuyo testimonio sirvió para la denuncia pública. Indicó que a determinada hora del día el sistema de control informático es “apagado” y en ese momento los funcionarios infieles entregan las boletas no registradas a los usuarios.

Por lo general, se atestigua, esta operación dura una hora, y puede ser en cualquier momento del día, pero particularmente en los horarios de mayor tráfico de vehículos, que es alrededor de las siete de la mañana o al final de la tarde.

Jefe denuncia montaje

El jefe de la estación de peajes Santísima Trinidad, Dante Peláez, aseguró que la denuncia de supuestos desvíos “es un montaje” y responsabilizó al exjefe de la unidad, Raúl Olmedo, quien hace tres meses fue separado del cargo. “Esta es una denuncia montada en complicidad con un periodista local, que es su primo, para socavar la tarea que estamos haciendo”, aseguró Peláez.

El funcionario sostuvo que hace tres meses asumió la jefatura de la estación de peajes en reemplazo de Olmedo, quien fue asignado a otra tarea administrativa. Esto habría molestado al funcionario, y en consecuencia montó “un teatro” para desprestigiarlo, afirmó.

“Justamente desde que vine a ocuparme de la función estamos haciendo un estricto control y tolerancia cero a las irregularidades, y esto molestó a este funcionario, quien ocupó por varios años la jefatura”, expresó Peláez.

Por su parte, el exjefe de la estación de peajes, Raúl Olmedo, negó que tenga injerencia en la publicación que supuestamente revela el esquema de recaudación paralelo. “Yo no hice ninguna denuncia”, dijo y añadió que desconoce el tema.

No obstante, mencionó que si se quiere investigar la denuncia es fácil hacerlo a través del número de cuenta de la boleta. “Basta comparar ese número con los registros, y se constatará si es falsa la boleta entregada al usuario”, manifestó.

Asimismo, negó que fue destituido de su cargo como jefe del peaje de Trinidad. “Era jefe, pero hace un año fui trasladado al peaje de Coronel Bogado, y luego nuevamente me trajeron al peaje de Trinidad”, recordó. Olmedo agregó que ahora se encuentra de vacaciones, en el departamento de Misiones, y cuando retorne a la oficina estará disponible para cualquier consulta y aclaración necesaria.

Comentarios