Trump evita agravar la crisis y dice que Irán trata de bajar la temperatura del conflicto

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abandonó la retórica furiosa contra Irán de días recientes, y ambos países intentaron calmar una crisis por el asesinato estadounidense del comandante militar iraní Qassem Soleimani.
© Reuters. Foto del miércoles del presidente de EEUU, Donald Trump, dando un discurso en la Casa Blanca junto al Secretario de Defensa Mark Esper, el vicepresidente Mike Pence y líderes militares
En una declaración en la Casa Blanca, Trump dijo que Estados Unidos no necesariamente tiene que responder militarmente a los ataques de misiles iraníes a bases que albergan a tropas estadounidenses en Irak.

No hubo víctimas estadounidenses por los ataques iraníes de la noche.

"El hecho de que tengamos este gran ejército y equipo, no significa, sin embargo, que tengamos que usarlo. No queremos usarlo. La fuerza estadounidense, tanto militar como económica, es el mejor elemento de disuasión", dijo.

"Nuestras grandes fuerzas estadounidenses están preparadas para cualquier cosa. Irán parece estar refrenándose".

Trump no hizo ninguna amenaza directa de acción militar contra Irán, pero dijo que Estados Unidos "impondrá inmediatamente más sanciones económicas en represalia" por lo que llamó "agresión iraní", aunque no dio detalles.

El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, que se dirigió a los iraníes que coreaban "muerte a Estados Unidos" en una marcha, dijo que los ataques eran "una bofetada" a Washington, cuyas tropas deben abandonar la región.

En tanto, su ministro de Relaciones Exteriores, Mohammad Javad Zarif, dijo que Irán había tomado "medidas proporcionales" en defensa propia y que no buscaba escalar la confrontación.

"No buscamos la escalada o la guerra, pero nos defenderemos de cualquier agresión", escribió en Twitter.

AÑO ELECTORAL

La reacción inmediata de Trump al ataque fue decir en Twitter: "¡Todo está bien!".

Fuentes de gobierno en Europa y Estados Unidos dijeron que creían que Irán evitó deliberadamente bajas militares estadounidenses para no provocar una escalada.[nL1N29D0XR]

Más temprano, un portavoz del ejército iraní había negado "informes de medios extranjeros" que sugirieron que hubo algún tipo de coordinación entre Irán y Estados Unidos antes del ataque para permitir que las bases fueran evacuadas, dijo la agencia de noticias Fars.

El presidente de Estados Unidos, quien se enfrenta a un juicio político y a elecciones este año, había amenazado el fin de semana con atacar 52 sitios iraníes si Teherán tomaba represalias por el asesinato de Soleimani.

La televisión estatal iraní dijo que se lanzaron 15 misiles balísticos desde su territorio hacia objetivos estadounidenses en la vecina Irak. Las bases de al-Asad y otra instalación militar de Erbil recibieron impactos, informó el Pentágono.

(Reporte de Ahmed Aboulenein en Bagdad, Parisa Hafezi y Babak Dehghanpisheh en Dubái, Phil Stewart, Steve Holland y Eric Beech en Washington, Michelle Nichols en Naciones Unidas, Steve Scherer en Ottawa y Robin Emmott en Bruselas, escrito por Edmund Blair y Angus MacSwan. Editado en español por Marion Giraldo y Javier López de Lérida)

Comentarios