Paraguay registra más inversionistas argentinos atraídos por ventajas comparativas

El interés de los inversionistas extranjeros principalmente argentinos se duplicó en los últimos años, atraído por las numerosas ventajas comparativas que ofrece el país como la baja presión tributaria, estabilidad macroeconómica y un crecimiento sostenido.

El mercado de bienes raíces de Paraguay se presenta como uno de los más interesantes de la región, con Asunción como el principal de destino de las inversiones, destaca un artículo del portal argentino El Cronista.

La estabilidad socioeconómica, baja presión tributaria y una mayor rentabilidad seduce a los empresarios argentinos que ven a su capital como una oportunidad para invertir y proteger su ahorros.
Según la Cámara Paraguaya de Desarrolladores Inmobiliarios (Capadei) en los últimos cinco años se radicaron 70.000 argentinos en el país, entre inversores y empresarios, en tanto que los desembolsos totalizaron 40 millones de dólares.

Las adquisiciones de los argentinos tanto en Asunción como en las ciudades fronterizas (Ciudad del Este y Encarnación) crecieron en un 100 por ciento en comparación a años anteriores.

Los argentinos que apuestan por Paraguay son en su mayoría inversores individuales que aprovechan las ventajas impositivas para radicar sus empresas en suelo guaraní, sea para montar un negocio o expandirlo al exterior. En esa línea, resaltan que la seguridad jurídica, los bajos costos laborales, impositivos y energéticos son considerablemente inferiores.

Asimismo manifiestan que la estabilidad institucional propició el crecimiento de la economía, posicionando al país como una interesante opción para invertir en diferentes sectores.

El mercado residencial, las oficinas corporativas y centros comerciales, son los productos inmobiliarios en auge.  En ese punto destacan que el poder adquisitivo de la clase media- alta ascendió, conformada mayoritariamente por jóvenes profesionales.

Parte del artículo refiere que también existen oportunidades en agronegocios, infraestructura e industria financiera, alegando que “no hay trabas para invertir en Paraguay y que los inversores extranjeros reciben el mismo trato que los paraguayos».

Comentarios