Sondeos PMI muestran cómo pandemia de coronavirus azota a la economía mundial

La actividad empresarial se hundió en Australia, Japón, Europa y Estados Unidos, con una caída récord en marzo, porque las medidas para contener la pandemia de coronavirus han afectado la actividad mundial y cristalizado las opiniones de economistas que anticipan una profunda recesión global.
El coronavirus, altamente contagioso y que causa una enfermedad respiratoria llamada COVID-19, ha provocado el cierre de regiones enteras y en algunos lugares los soldados patrullan las calles para mantener a los consumidores y trabajadores en sus hogares, deteniendo los servicios y la producción y rompiendo las cadenas de suministro.

“La crisis de salud mundial se está transformando rápidamente en una recesión mundial, ya que existe una clara tensión entre prevenir infecciones y arruinar la economía”, dijo Edoardo Campanella, economista del Banco UniCredit en Milán.

“Sin embargo, una sabia coordinación de políticas entre las autoridades sanitarias y fiscales debería permitir una recuperación en forma de V (rápida) una vez que las medidas de contención se relajen”, añadió.
“La coronacrisis ha llevado a la economía mundial a una profunda recesión”, dijo el economista jefe de Goldman Sachs, Jan Hatzius. “La respuesta a esa crisis representa una restricción física en la actividad económica que no tiene precedentes en la historia de la posguerra”.

La firma de datos IHS Markit dijo el martes que su índice de producción compuesta de Estados Unidos, que sigue a los sectores de manufacturas y servicios, cayó a un mínimo histórico de 40,5 este mes tras una lectura de 49,6 en febrero.

La baja del índice del mes pasado, que se considera una buena medida de la salud economía, fue la mayor de la historia de la serie.

Una lectura por debajo de 50 indica una contracción de la actividad empresarial.

La encuesta subrayó el rápido deterioro de la economía, que ya había sido destacado la semana pasada por un informe del gobierno que muestra el mayor aumento desde 2012 del número de estadounidenses que presentaron solicitudes de beneficios de desempleo durante la semana que terminó el 14 de marzo.

Economistas predicen que los reclamos se acelerarán a un récord de 1,5 millones o más cuando los datos de la semana pasada se publiquen el jueves.

El mensaje fue igualmente sombrío para los 19 países que comparten el euro. El PMI compuesto flash de IHS Markit para la zona euro se desplomó a un mínimo histórico de 31,4 en marzo.

La caída es la mayor desde que comenzó la encuesta a mediados de 1998 y menor a todos los pronósticos en una encuesta de Reuters que apuntaba a una mediana de 38,8.

IHS Markit dijo que las cifras de marzo sugirieron que la economía de la zona euro se está contrayendo a una tasa trimestral de alrededor del 2%, y que la escalada de medidas para contener el virus podría profundizar la recesión.

Después de que un brote inicial en China detuvo la segunda economía más grande del mundo el mes pasado, un número cada vez mayor de países ha informado de un aumento de las infecciones y muertes, lo que lleva a políticas de “distanciamiento social” destinadas a contener la propagación de COVID-19.

Goldman Sachs pronostica que la economía mundial retrocederá un 1,0% este año, con una contracción del producto interno bruto de China en una tasa anualizada de un 42% en el primer trimestre y de un 24% en el trimestre abril-junio en Estados Unidos.

“La coronacrisis ha llevado a la economía mundial a una profunda recesión”, dijo el economista jefe de Goldman Sachs, Jan Hatzius. “La respuesta a esa crisis representa una restricción física en la actividad económica que no tiene precedentes en la historia de la posguerra”.

La sombría imagen económica de Estados Unidos antes de las elecciones presidenciales de noviembre ha llevado al presidente Donald Trump a considerar cómo reabrir las empresas cuando finalice un cierre de 15 días la próxima semana.

Las encuestas de PMI de Japón mostraron que el sector de servicios se contrajo a su ritmo más rápido este mes y que la actividad de las fábricas sufrió su mayor descenso en una década.

Los datos son consistentes con una contracción del 4% en 2020, dijo el economista senior de Capital Economics, Marcel Theliant. Se espera que el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio aseste un duro golpe a la tercera economía más grande del mundo.

Comentarios