Dende: Paraguay saldrá debilitado de la crisis y requerirá fuertes reformas

La fundación Desarrollo en Democracia (Dende) presentó ayer su proyección económica, social y política para Paraguay, con una visión más alentadora a la que depara a los otros países.

La presentación, transmitida por NPY, estuvo a cargo del presidente y analistas de Dende, Alberto Acosta Garbarino, el economista César Barreto y la periodista y analista política Estela Ruiz Díaz.

En su intervención, Barreto, ex ministro de Hacienda, sostuvo que el Paraguay saldrá bien parado, pero debilitado de la crisis generada por el Covid-19; con una fuerte caída del producto interno bruto (PIB), un déficit fiscal disparado y un endeudamiento al tope de lo recomendado. (Ver infografía).

En ese sentido, sugirió que para poder salir bien parado de la crisis económica, el Paraguay deberá utilizar toda su fortaleza macrofiscal, creada a lo largo de los 15 años, y recurrir a financiación externa para poder reactivar la hoy apagada economía.

“Además de tener una buena producción de soja este año, el país aún tiene un espacio fiscal amplio. El Estado tiene capacidad de endeudarse, acceder a los mercados de capitales de manera muy fácil para poder captar recursos, y eso es una fortaleza muy significativa que muchos de nuestros países vecinos hoy no la tienen”, señaló.

El fiscal agregó seguidamente: “Tenemos altas reservas internacionales en el Banco Central, que nos dan una liquidez para poder aguantar este golpe. Una de la características de este golpe es que es transitorio, no sabemos hasta cuándo va durar, pero sabemos que no va ser para siempre”.

Reformas. Por otra parte, Barreto insistió en que una vez usadas todas las herramientas disponibles para superar la crisis, el Estado deberá realizar fuertes reformas que ayuden a recuperar la estabilidad macrofiscal y poder pagar la fuerte deuda que se contraerá para la recuperación.

Sugirió llevar a cabo reformas en el ámbito del gasto público, en la parte previsional (salud universal), educativa y tributaria, donde incluyó la importancia de lograr el mayor beneficio monetario para Paraguay en la negociación del Anexo C de la binacional Itaipú.

Con relación a la parte política, Ruiz Díaz se encargó de brindar un análisis sobre los desafíos políticos que debe enfrentar el Gobierno de Mario Abdo Benítez.

Afirmó que para este Gobierno lo peor de la pandemia no está en el campo sanitario -debido a que está controlado, sino en lo económico y social, que podría generar una inestabilidad política si no es bien manejado.

Calificó de débil la gobernanza de Marito, pero reconoció el espacio que da el mandatario a su equipo técnico para dirigir las acciones en sus respectivos sectores.

Contexto internacional complicado
De la presentación del contexto internacional ante la pandemia se encargó el analista económico Alberto Acosta Garbarino, quien brindó un panorama no tan alentador, tanto a nivel internacional como regional.

El analista indicó que con esta pandemia se espera una caída de -3% del PIB mundial en el 2020, con un PIB de Estados Unidos en -5,9% y China con una fuerte desaceleración de su crecimiento económico, cerrando en 1,2% (en 2019 creció 6,1%).

Asimismo, mencionó una fuerte caída de -5,2% del PIB de América Latina, con un PIB de Brasil en -5,3% y Argentina en -5,7%.

“El mundo nos ofrece hoy un panorama mucho menos amigable a lo que teníamos años anteriores”, señaló.

En ese sentido, aseguró que el desarrollo de Paraguay depende de integrarse al mundo.

Comentarios