Italia, con el menor número de contagios diarios desde febrero, reabre gimnasios y piletas

Roma.-Mientras el número de nuevos contagios de coronavirus alcanzó este lunes el mínimo diario desde el 28 de febrero con 300 nuevos casos, el gobierno italiano advirtió que podría demorar la reapertura de la movilidad entre regiones, prevista para el 3 de junio, si no se respetan las reglas de distanciamiento, especialmente durante las salidas nocturnas de los jóvenes.
Paralelamente, Italia reabrió desde hoy gimnasios, piletas y centros deportivos, que funcionarán bajo estrictas normas de seguridad y protocolos para prevenir el contagio de coronavirus.

A más de tres semanas de las primeras medidas de flexibilización, la Protección Civil informó hoy de 300 contagios de coronavirus en todo el país en las últimas 24 horas, el dato más bajo desde el 28 de febrero, y la primera vez que perfora el piso de los 400 infectados desde la entrada en vigencia de las medidas restrictivas el 10 de marzo.

En ese marco, el gobierno apunta a mantener el cumplimiento del distanciamiento social para evitar nuevas olas de contagios.

«Entiendo a los jóvenes, pero no podemos anular los esfuerzos hechos. Si siguen así corremos el riesgo de no poder abrir las fronteras entre regiones», planteó el ministro de Asuntos Regionales, Francesco Boccia, en una entrevista que publica hoy el diario La Stampa.

Boccia se refirió así a las imágenes que en las últimas horas mostraron algunos medios con varios jóvenes en las calles de todo el país, en el primer fin de semana sin restricciones de salida luego de más de dos meses.

«El fin de semana, el Consejo de Ministros realizará sus evaluaciones en función del número de contagios. Y para el desbloqueo de la movilidad entre regiones, haremos nuestras evaluaciones: no está definido, pero puede ser inevitable tomar todo el tiempo que necesite», planteó luego Boccia.

Luego de las declaraciones de Boccia, el presidente de la región Liguria, Giovanni Toti, planteó que «el cierre de las fronteras regionales por mucho más tiempo es algo inconcebible e impensable, significaría matar el país y la libertad».

«Moverse por el territorio nacional es un derecho constitucional que se puede restringir en casos de absoluta emergencia por un período limitado de tiempo», advirtió Toti, quien ya ungió de voz de los gobernadores para presionar, a fines de abril, para que el premier Giuseppe Conte acelerara la flexibilización de la cuarentena.

«No creo que se pueden mantener cerradas las fronteras, ni de las regiones ni del país, cuando el turismo aporta entre el 10 y el 15% del PBI. Ya será un verano complejo, tratemos de no hacerla peor», afirmó en declaraciones a la cadena RAI.

En una línea más moderada, el alcalde de Milán, Giuseppe Sala, planteó que le gustaría «evitar tener que cerrar locales para cuidar a los que trabajan», pero advirtió que las imágenes del fin de semana no fueron «serenas, por lo que no podemos pensar en otro igual».

En una primera etapa, según anunció el gobierno, la movilidad se dará solo entre las regiones que tengan un mismo riesgo epidemiológico, en base a los análisis semanales de los nuevos contagios.

Las cifras de la pandemia

La Protección Civil informó de solo 92 víctimas en las últimas 24 horas, con un total de 32.877 desde iniciada la pandemia. La región Lombardía, que ayer no había informado víctimas, registró hoy 34 fallecimientos, y continúa concentrando el 48% de los muertos totales y el 46% de los enfermos actuales.

Actualmente, en toda Italia hay 55.300 positivos de coronavirus, el número más bajo en dos meses.

Italia empezó a inicios de mayo una flexibilización gradual de las medidas de aislamiento iniciadas el 10 de marzo, que tendrá sus últimos pasos con el permiso de los desplazamientos internos y la apertura a turistas europeos el 3 de junio, y la reapertura de cines y teatros, el 15 de junio.

Actividad física

Italia reabrió desde hoy gimnasios, piletas y centros deportivos, que funcionarán bajo estrictas normas de seguridad y protocolos para prevenir el contagio de coronavirus.

La medida se aplica en todas las regiones del país excepto Lombardía y Basilicata, cuyas autoridades decidieron mantener el cierre hasta el 31 de mayo y 3 de junio, respectivamente.

Los establecimientos deben cumplir con estrictas regulaciones de higienización de las estructuras y equipos, además de evitar aglomeraciones y exigir a los usuarios el cumplimiento de medidas individuales de protección, como el lavado de las manos, uso de barbijos y mantener distancia física de seguridad.

La reapertura de estas instalaciones complementa otras acciones similares emprendidas a partir del 4 de mayo como la autorización de entrenamientos individuales de atletas, a la cual siguió la de equipos deportivos una semana después.

Los usuarios deben usar calzado especial reservado para el gimnasio y no deben compartir botellas de agua, toallas y otros artículos personales con otros usuarios.

Italia cuenta con aproximadamente 100.000 centros deportivos privados para unos 20 millones de usuarios y este fue uno de los sectores más golpeados por las medidas de confinamiento y cierres al tener importantes gastos fijos.

La asociación nacional de instalaciones deportivas de fitness, gimnasios, piscinas y campos deportivos (Anif) calculó que las pérdidas han sido de 3.000 millones de euros y que este año cada centro facturará entre el 50% y 60% menos que en 2019 y los gastos aumentarán entre un 20% y 25% por lo que para muchos será difícil continuar.

En las piscinas será necesario reservar y guardar la distancia mínima de un metro en las áreas comunes, mientras que será de 7 metros cuadrados en las zonas para tomar el sol y también dentro del agua.

Las sillas alrededor de las piletas deberán estar dispuestas de manera que no se pueda pasar a menos de 1,5 metros de otras personas y también será necesario establecer rutas separadas para la entrada y la salida.

Al igual que en los gimnasios, en los vestuarios toda la ropa y artículos personales deben almacenarse, en los armarios o dentro de bolsas personales.

Las reglas incluyen varios detalles sobre el tratamiento del agua en los tanques y los análisis químicos y microbiológicos que se llevarán a cabo mensualmente.

Al igual que en restaurantes, peluquerías y otros comercios se aconseja tomar la temperatura corporal a la entrada y a aquellos que resulten tener una temperatura superior a 37.5 grados centígrados se les debe negar la entrada.

Comentarios