Otra empresa anuncia una “respuesta inmunológica positiva” en los estudios de una posible vacuna contra el coronavirus

Washington.-British American Tobacco (BAT) anunció que la vacuna contra el nuevo coronavirus​ que está desarrollando su filial de biotecnología Kentucky BioProcessing (KBP) en Estados Unidos, ha demostrado, tras completar las pruebas preclínicas, producir una respuesta inmunológica positiva.

De esta forma, la compañía se está preparando ya para el avance a la fase 1, equivalente a ensayos clínicos en humanos, a la espera de autorización de la Agencia de Medicamentos y Alimentación de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés).

BAT comprometió fondos para llevar a cabo estos ensayos clínicos, que podrían comenzar a finales de junio, siempre que los organismos sanitarios pertinentes lo permitan. Además, se ofreció a invertir en equipos adicionales para aumentar la capacidad de fabricación en caso de que sea necesario.

También presentaron su documentación preliminar sobre el nuevo medicamento a la FDA, que aceptó la propuesta. Mientras tanto, continúan las comunicaciones con otras agencias gubernamentales de todo el mundo a la espera de recibir más información.

Encontrar una vacuna eficaz contra el coronavirus se convirtió en una prioridad mundial para poner fin a la pandemia. Los líderes del gobierno de los Estados Unidos ​presentaron la ambiciosa línea de tiempo para tener una para fines de 2020, pese a que, por lo general, lleva varios años desarrollarla.

El lunes se conoció que en un pequeño número de voluntarios sanos, la vacuna de Moderna, Cambridge, ayudó a crear respuestas inmunes, aunque el estudio aun no logró demostrar si la vacuna lograría impedir que las personas se infecten.

El anuncio de Moderna llega menos de una semana después de que el principal epidemiólogo de EE.UU., el doctor Anthony Fauci, advirtiera de que «no hay ninguna garantía de que la vacuna» que salga de los ensayos clínicos «vaya a ser eficaz».

Este ensayo reclutó a 45 voluntarios sanos para comenzar, con edades comprendidas entre 18 y 55 años, y recibió aleatoriamente una de las tres dosis fuertes para dos inyecciones: 25 microgramos, 100 microgramos y 250 microgramos. Todos los participantes desarrollaron anticuerpos detectables, y Moderna dijo que hubo «aumentos dependientes de la dosis en la inmunogenicidad» en las tres potencias.

Los 15 voluntarios con la dosis más baja también tenían anticuerpos en la sangre a niveles similares a las personas que se recuperaron de COVID-19, después de recibir ambas dosis.

Comentarios