Alemania acuerda un plan de estímulo económico

La coalición de la canciller de Alemania, Angela Merkel acordó un paquete de estímulo de 130.000 millones de euros (US$146.000 millones) para ayudar a la economía más grande de Europa a recuperarse de la crisis del coronavirus.

Después de dos días de tensas negociaciones, el miércoles por la noche la canciller superó un punto muerto entre los partidos gobernantes y logró negociar un acuerdo que incluye desgravación fiscal para las empresas, dinero para las familias, incentivos para la venta de automóviles y ayuda a los municipios.

El euro extendió brevemente su avance de la sesión tras la noticia del acuerdo de estímulo, alcanzando un máximo de casi 12 semanas de US$1,1257, antes de reducir su ganancia del día a alrededor de 0,6%.

Después de un paquete inicial de estímulo en marzo, la administración de Merkel prometió gastar lo que sea necesario para que el país vuelva a crecer. Incluyendo programas para garantizar la liquidez de las compañías, Alemania ha puesto a disposición más de 1.200 millones de euros, la mayor cantidad, por mucho, de toda la Unión Europea. Aun así, los esfuerzos no pudieron detener el aumento del desempleo en mayo, cuando se elevó al mayor nivel desde finales de 2015.

Después de un breve período de unidad en el apogeo de la pandemia, las diferencias partidarias obstaculizaron los esfuerzos para revivir la economía del país. Los socialdemócratas estaban presionando por un mayor gasto y medidas centradas en los trabajadores y las familias, mientras que la CDU deseaba limitar la cantidad de nuevas deudas y hacer que las empresas volvieran a invertir.

Comentarios