Pandemia no da tregua en América y frena la reactivación económica

El continente más afectado por el coronavirus se ahoga económicamente y la incertidumbre se cierne sobre su población cuando aún no se avizora el inicio de la llamada “nueva normalidad”.
Buenos Aires. La pandemia obligó el cierre definitivo de unos 20.000 comercios.
América, la región más castigada del mundo por el coronavirus, aún no alcanza el pico de la enfermedad, que se ha cobrado la vida de más de 100.000 personas en el continente, y sus pobladores empiezan a sentir ya el ahogo de la falta de dinero tras la paralización de la economía y la incertidumbre de no saber cuándo llegará la tan anhelada “nueva normalidad”.

En ese sentido, como “urgente” han calificado en Estados Unidos la necesidad de que la economía nacional retome su camino, un clamor que el presidente, Donald Trump, ha tomado como su “caballo de batalla” para intentar quedarse de nuevo con la Casa Blanca en las elecciones del próximo noviembre.

Allí, en donde el virus deja 2,416 millones de enfermos y 122.550 muertos, el secretario de Estado, Mike Pompeo, sostuvo que “es importante conseguir que los europeos puedan volver a viajar a EEUU” y reconectarse “completamente” con la economía estadounidense.

Para ello, el Gobierno de Trump trabaja con sus aliados en el Viejo Continente para reanudar los viajes pese a las informaciones recientes que apuntan a que la Unión Europea podría no reabrir sus fronteras a viajeros estadounidenses debido a la gran incidencia de la Covid-19 en el país.

MENOS EMPLEO. Los bolsillos vacíos golpean también con fuerza a Brasil, el segundo país en número de decesos en el planeta, con 54.971 (1.141 nuevos fallecidos el jueves), en donde el Gobierno informó que unos 19 millones de habitantes se quedaron temporalmente sin trabajo en mayo. De esa cifra, 9,7 millones de brasileños no tuvieron rendimientos en el mes, lo que agudiza la problemática que enfrenta el gigante suramericano en donde 1,2 millones de sus pobladores, muchos de ellos ya de por sí con escasos recursos para sobrevivir, se han contagiado con el virus.

Tras Brasil y México (24.324 muertos), segundo y séptimo país con mayor número de fallecidos a escala global, se sitúan en la región Perú, con 8.404 muertos, Chile (4.731) y Ecuador (4.309).

ALIVIO DE LA DEUDA. Una posible salida a la crisis económica sin precedentes en la que el coronavirus sumió al mundo la propuso en una videoconferencia el mandatario argentino, Alberto Fernández, quien manifestó que tras la pandemia se debe “apoyar el alivio inmediato de la deuda de los países más pobres del planeta”.

Argentina, que afronta en paralelo a la emergencia sanitaria por la Covid-19 la renegociación de bonos por cerca de 66.000 millones de dólares con acreedores para evitar caer en el cese de pagos y que además arrastra graves dificultades económicas desde 2018, tiene actualmente 52.457 contagiados y 1.150 muertos. Por ello, en la videoconferencia Fernández dijo a varios de sus pares latinoamericanos, así como al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, que deben actuar “juntos” ya que, de lo contrario, “la pandemia del desempleo, la desigualdad, la pobreza y el hambre se expandirá por la región con la voracidad de un virus contagioso”.

Vacuna genética
La farmacéutica nipona Agnes anunció que comenzará a probar la próxima semana en humanos una potencial vacuna genética contra la Covid-19, con el objetivo de poder producirla en 2021. La farmacéutica iniciará los ensayos clínicos después de haber probado con éxito la vacuna en ratones, según informó en un comunicado. La vacuna contiene ADN modificado para codificar las proteínas del nuevo coronavirus, ante las cuales el sistema inmunitario del paciente respondería generando anticuerpos contra el patógeno.

Comentarios