Paraguay se posiciona entre países más avanzados para asegurar compras online

Si el usuario no pasa por este sistema de seguridad, no se concreta la transacción, cuyo proceso muchas veces se realiza de forma automática porque los usuarios son autenticados correctamente, y de esta manera se valida también que el sitio de compras sea seguro, según indicaron desde Bancard, firma que adquirió la tecnología.
Tanto la cantidad de compradores como de vendedores se disparó entre marzo y mayo, en plataformas digitales. Foto: Ilustrativa
Dicha incursión en el mundo de la seguridad tecnológica llega en un momento necesario y justo, ya que la pandemia del COVID-19 ha obligado a muchas tiendas y empresas a reconvertirse y apostar por las ventas virtuales como una alternativa más.

Transacciones online

En ese sentido, a finales de mayo, desde la Cámara Paraguaya de Comercio Electrónico (Capace) habían informado que las transacciones realizadas por las diversas tiendas virtuales existentes en el país registraron un aumento promedio de 350% más durante el período de la cuarentena.

Si bien este dato no generaliza que las compras hayan sido pagadas con tarjetas de crédito, abre un panorama de cómo los usuarios también van migrando hacia los canales digitales.

Uno de los temores más frecuentes por parte de los usuarios se centra en que al ingresar el número de tarjeta para concretar una compra, este sea copiado o alterado por expertos en fraude. Y es aquí donde ahora se podrá revertir cualquier intento, ya que el segundo factor de autentificación o la tecnología 3D secure 2.0 actuará para que el “ladrón digital” no concrete el fraude con la tarjeta robada.

Puede interesarle: La DNCP ya compró productos de firmas locales por casi G. 9.400 millones en la pandemia

Por lo que las herramientas de seguridad, implementadas y operadas a través de la plataforma de servicios tecnológicos de Bancard, igualan a Paraguay con los países más desarrollados del mundo, con la reducción del riesgo de fraude a índices muy bajos y entre los de mejor rendimiento en la región, que en una primera etapa se desarrollará con una de las marcas de tarjetas de crédito y luego con las demás.

En ese contexto, la firma señala que así como se invierte en nuevas tecnologías, los procesos o métodos para cometer fraude también cambian constantemente, por lo que también la apuesta en revertirlos es constante y de hecho, desde hace varios años la inversión anual en sistemas de seguridad supera los US$ 250.000, sin mencionar la herramienta de inteligencia artificial de última generación que opera en el país hace más de cuatro años y que significó una inversión aproximada al millón de dólares.

Comentarios