Reapertura de frontera no reactivaría el comercio en la zona

Los comercios fronterizos arrastran una delicada situación desde el año pasado como consecuencia de la devaluación de las monedas regionales respecto al dólar americano que hizo desplomar el ritmo de ventas. El cierre de las fronteras empeoró esta situación, y una hipotética apertura no generaría una solución inmediata a la problemática ya que los precios paraguayos han quedado con poca competitividad, según el análisis del economista Jorge Garicoche.

Explicó que al margen de la apreciación del tipo de cambio nominal del dólar en Paraguay, que de hecho es menor al de la región, se debe tener en cuenta también el tipo de cambio real, es decir, la comparación con la devaluación de las monedas de países con los que se comercia, en este caso, con nuestros vecinos Argentina y Brasil. 

“Nos centramos mucho en ver las variaciones en el tipo de cambio nominal y ver cuánto está subiendo, pero a veces es mucho más importante el tipo de cambio real, donde sopesamos los precios extranjeros con relación al precio nacional, teniendo en cuenta la inflación. Paraguay está más caro que los vecinos hoy en día, si hoy abrimos la frontera con el fin de vender más, probablemente no pase eso”, refirió en una entrevista con el canal 5días. 

RESERVAS DEL BCP 

Por otra parte, recordó que el Banco Central tiene la capacidad de salir a intervenir y estabilizar el mercado pero hay que medir qué tanto conviene eso en términos globales en un contexto de apreciación del tipo de cambio real, en donde nuestros vecinos se han devaluado mucho y nuestros comercios fronterizos necesitan comenzar a estabilizarse. 

“Estamos hablando de un plan de reactivación que vamos a tener que negociar con nuestros países vecinos. Necesariamente vamos a tener que sentarnos a hablar de estos problemas con ellos”, dijo haciendo referencia a que la coyuntura de las fronteras no es solo una cuestión del tipo de cambio sino un tema complejo que deberá ser tratado entre todas las partes interesadas. 

Recordó que siempre se destaca la posición macroeconómica que tiene Paraguay y que nuestro país tiene buena capacidad de reacción por sus reservas internacionales y refirió que más allá de muchas “propuestas creativas” de cómo hacer política monetaria que han surgido en este tiempo, las reservas tienen una función que es estabilizar la balanza de pagos y en ese sentido la administración que venimos teniendo en los últimos años ha generado confianza.

Comentarios