Argentina canjeó bonos locales por 4.985 millones de dólares

Argentina canjeó este viernes bonos bajo ley local por 4.985 millones de dólares por otros dos títulos en pesos, en una operación que se llevó a cabo por fuera del plan para reestructurar la deuda emitida en dólares bajo legislación nacional que tratará el Congreso en los próximos días.
Argentina canjeó bonos locales por 4.985 millones de dólares
La Secretaría de Finanzas precisó que en la licitación realizada hoy se recibieron un total de 955 órdenes para la conversión de bonos en dólares por un total de 4.985 millones de dólares por una canasta de instrumentos de deuda pública en pesos por 268.937 millones de pesos (3.573,9 millones de dólares).

De acuerdo al informe oficial, como resultado de un proceso sostenido de administración de pasivos en el mercado de deuda local iniciado en marzo "se ha alcanzado con éxito la conversión de títulos originalmente denominados en dólares a activos emitidos en pesos por un total de aproximadamente 7.839 millones de dólares (equivalentes a 504.427 millones de pesos)".

"Esta estrategia de incremento relativo del financiamiento en pesos, desarrollada en un contexto internacional de elevada incertidumbre por el impacto del COVID-19, fue acompañada de una significativa disminución en el costo de fondeo del Tesoro Nacional y resulta, además, en un alargamiento de plazos en su perfil de vencimientos", destaca el comunicado oficial.

El Palacio de Hacienda informó en tanto que las licitaciones implicaron "la recomposición de una significativa porción de pasivos en situación de diferimiento y se insertan en el marco general del proceso de normalización del mercado de deuda en pesos".

Según el informe, la Administración del peronista Alberto Fernández, que asumió la Presidencia en diciembre pasado, ha recibido un total de 9.106 millones de dólares en letras del Tesoro en dólares diferidas, de los cuales 5.915 millones de dólares han sido convertidos en activos en situación de pago regular.

Los nuevos títulos ofrecidos, en su mayoría ajustables por CER (coeficiente de estabilización de referencia en base a la inflación), se emitieron con un "spread" (diferencia entre el precio de compra y el de venta de un activo financiero) nominal de entre 1 % y 1,50 % anual para el pago de intereses y una vida promedio de 3,3 años.

"Estas condiciones permiten no solo descomprimir la carga de servicios en moneda extranjera de corto plazo y reducir así la exposición de la economía a los vaivenes del tipo de cambio, sino también contribuir al desarrollo de la curva de instrumentos en pesos en niveles sostenibles", destacó el Ministerio de Economía.

En la operación concretada este viernes se canjearon letras del Tesoro en dólares y otras letras vinculadas a la cotización de la divisa estadounidense denominadas Lelink, bonos en moneda dual con vencimiento en 2020 y bonos del Tesoro vinculados al dólar con vencimiento en 2021.

Los tenedores que adhirieron recibieron a cambio instrumentos de una canasta compuesta por bonos del Tesoro en pesos ajustado por CER con vencimientos en 2023 y 2024 (BONCER 2023 y BONCER 2024).

El canje se sumó al cronograma de dos licitaciones previstas por el Ministerio de Economía para julio para financiarse en la plaza doméstica ya que no tiene acceso a los mercados internacionales.

El país suramericano cayó en un cese de pagos parcial en mayo, tras incumplir el pago de intereses de bonos de ley extranjera incluidos en la oferta de canje que lanzó en abril.

La operación se realizó por fuera del proyecto de ley que el Ejecutivo del peronista Alberto Fernández envió en la noche del jueves al Congreso para reestructurar los bonos en dólares emitidos bajo legislación local y mientras se aguarda la respuesta de los acreedores a la nueva oferta para reestructurar la deuda de bonos bajo legislación extranjera por 66.238 millones de dólares, cuyo plazo de adhesión cierra el 4 de agosto.

Fernández aseveró que es el "máximo y último esfuerzo" que puede hacer Argentina para acercar su oferta a las pretensiones de los acreedores, entre ellos grandes fondos de inversión como BlackRock (NYSE:BLK), Gramercy y Fintech.

Comentarios