Bloomberg BlackRock mueve dinero de China hacia emergentes tras rally

BlackRock, el mayor gestor de capitales del mundo, se ha sumado a una ola de inversores mundiales que están llevándose beneficios de la renta variable china después de una recuperación histórica, y planea trasladar parte de los fondos a mercados emergentes que se encuentran en una etapa de recuperación más incipiente.

Gordon Fraser, codirector de renta variable mundial de mercados emergentes de la firma, comenzó a apostar por títulos en países como India, Indonesia, Rusia y México, que se encuentran entre los más afectados por la pandemia, pero con perspectivas de recuperación debido a sus “economías muy flexibles”.

Estos países tienen niveles sostenibles de deuda, tipos de cambio flotantes, así como poblaciones resilientes acostumbradas a lidiar con choques económicos, dijo en una entrevista.

BlackRock, que tenía aproximadamente US$7,3 billones en activos bajo gestión a finales de junio, se suma a DWS Group y HSBC Holdings al señalar el reciente rendimiento superior de la renta variable china como razón para retirar algo de dinero de la mesa. El índice MSCI China ha repuntado más de un 40 por ciento desde el mínimo del 19 de marzo en medio de señales de una recuperación económica de la pandemia y el entusiasmo de los medios estatales, antes de reducir esas ganancias en los últimos días a medida que el país actuaba para enfriar la fiebre especuladora.

“El sesgo es reducir la exposición y obtener beneficios porque han registrado buenos resultados”, dijo Fraser, afincado en Hong Kong, cuyo principal fondo de US$1.300 millones ha superado al 93 por ciento del sector en los últimos tres años, según datos recabados por Bloomberg. “Todavía tenemos una sobreexposición en China. No somos negativos, pero somos más positivos en cuanto a otras oportunidades que aún no han disfrutado de una mejora económica”.

Los analistas han comenzado a actualizar las estimaciones de beneficios para los mercados emergentes.

La reducción de la exposición a la renta variable china se produce después de que Fraser aumentase las posiciones durante el período enero-febrero, pese a que el coronavirus se propagaba por todo el país.

El gestor de fondos también es optimista respecto a las acciones de los países en desarrollo porque la clase de activos no ha superado a la renta variable de los países desarrollados, los rendimientos de los bonos siguen siendo bajos y las ganancias parecen recuperarse, dijo. Si el pasado sirve de referencia, la renta variable de los países en desarrollo superó la de las economías avanzadas durante dos años después de que las ganancias de los miembros del índice MSCI EM tocaran fondo a principios de 2016, dijo Fraser.

“La mayor apuesta para los próximos seis meses es que los mercados emergentes están bien posicionados para salir del covid… Comenzamos a mover la cartera en el punto álgido de la crisis comprando aquellos que creemos que se recuperarán más”.

Comentarios