Chile, Brasil y México entre los emergentes donde más subió la deuda, según el IIF

Las obligaciones de Chile, Brasil y México aumentaron en el primer trimestre del año y se ubicaron entre los cinco países emergentes que más incrementaron su endeudamiento, junto con China y Sudáfrica, según un análisis del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF).

Durante el periodo en cuestión, en Latinoamérica, la deuda de Chile aumentó 30%, siendo la que más se elevó. Le siguen Brasil con un incremento de 20% y México con 12%.

De acuerdo con un análisis sobre “El fuerte aumento en los índices de endeudamiento”, realizado por el IIF, esta expansión resulta de “la fuerte depreciación de las monedas emergentes frente al dólar y la fuerte contracción del PIB”.

En los casos de Chile y Brasil, también tiene su origen en los esfuerzos fiscales para estimular a la economía ante el Covid-19.

La deuda comparada por el instituto que agrupa a las mayores instituciones financieras de operación mundial, incluye obligaciones del gobierno, corporativos no financieros, sector financiero y los activos domésticos.


En el análisis, dirigido por Emre Tiftik, director de investigación y sustentabilidad, si se extiende la clasificación de los emergentes en función del impacto que generó la depreciación en la deuda, estarían a la cabeza Ucrania, Chile, México y Colombia, lo que motivó un incremento de la deuda respecto al PIB.

Deuda de México, la más veloz. Al desagregar la deuda de México en función de los emisores, la referida por el IIF para el gobierno mexicano queda como la más robusta.

En el primer trimestre de este año, la deuda del gobierno fue equivalente a 38,8% del PIB, una proporción que supera 35,4% del producto, observado en el mismo lapso del año pasado.

En tanto, la deuda de los corporativos del sector financiero cerró el trimestre con el equivalente a 21,7% del PIB, una proporción que está lejos de 16,6% del producto que representó en el mismo periodo del 2019 y que implica un brinco de 5,1 puntos del PIB en 12 meses.

Al observar la deuda de los corporativos mexicanos no financieros, equivalente a 27,7 % del PIB que está por arriba de 25,7% del producto que significó al cierre de marzo del 2019.

Por su parte, la deuda de los hogares de México pasó de representar 16,3% del PIB en el primer trimestre del año pasado a 17,8% del producto que equivale también al cierre del primer cuarto.

El IIF asocia al mayor número de instituciones financieras de operación mundial y cuenta entre miembros a BBVA, Grupo Financiero Banorte, Bancolombia, Dubai International Finance Center, Bank of China; Wells Fargo; Santander; Standard & Poor´s; Pincipal, Moodys; Metlife, entre otros.

Comentarios