Deberán informar sobre Vicentin y sus vínculos con Paraguay

Para inicios de agosto se esperan las respuestas del Banco Central del Paraguay, la Secretaría de Prevención Contra el Lavado de Dinero y la Subsecretaría de Estado de Tributación sobre la existencia o no de reportes de operaciones sospechosas por parte de la exportadora de cereales Vicentin Paraguay. 

A la firma de origen argentino se la vincula con una estructura internacional de ocultamiento de activos, a través del lavado de dinero con presuntas empresas fantasmas creadas para no pagar a los acreedores. 

El cierre de mercados por la crisis económica mundial, la inestabilidad del peso argentino y el cambio de Gobierno en el vecino país como contrapeso a las millonarias deudas contraídas con la banca pública, desembocaron en que la empresa Vicentin se declare en situación de quiebra en diciembre del año pasado. 

De esta forma, la firma informaba no estar en condiciones de pagar sus deudas con acreedores. Los afectados quedaron a la deriva e iniciaron una serie de investigaciones a través de sus representantes legales, para detectar activos que puedan ser utilizados para cubrir parte de los millonarios compromisos que estiman suman un total de US$ 350 millones. 

INDICIOS 

Lo que llamó la atención de los abogados fue una serie de indicios importantes de que esta firma decidió girar varios de sus activos a empresas cercanas con el fin de no transferirlas a los acreedores. Entre ellos, figura la venta de una subempresa del grupo denominada “Renova” por US$ 122 millones tan solo tres días antes de que Vicentin Argentina se declaraba en default. 

Lo que vincula al caso con Vicentin Paraguay es que esos US$ 122 millones producto de la venta de Renova fueron transferidos a la cuenta de versión local de la exportadora que posee en el banco BASA de Horacio Cartes. 

Jorge Querey, senador por el Frente Guasu, solicitó informes a la banca matriz, Seprelad y la SET A el fin de saber si las acusaciones de los acreedores argentinos son verdad. La respuesta será entregada entre el 3 y el 5 de agosto, informó el mismo Querey.

“Desconozco que las instituciones del Estado, principalmente, las encargadas de evitar el lavado de dinero, estén realizando una investigación en ese terreno. También hemos solicitado a entidades privadas como la misma Vicentín que nos provean de la información necesaria. Obviamente que no tienen la obligación de hacerlo pero apelamos a su buena voluntad para esclarecer el hecho”, manifestó. 

OFFSHORE

El senador informó que existirían unas 35 empresas offshore que fueron creadas por el grupo Vicentín Argentina para transferir los recursos ocultados de los acreedores. 

Según datos que maneja Mariano Moyano, representante legal de los acreedores, Vicentin Paraguay transfirió parte de los recursos que tuvo por la venta de Renova a una empresa offshore ubicada en Panamá denominada “Nacadie Overseas Incorporated”, aunque debido a las complicaciones y dificultades que se tienen al momento de investigar a estas empresas en paraísos fiscales, aún no se tienen más datos de la firma informa el medio digital uruguayo “Caras y Caretas” en una publicación realizada el fin de semana último. 

MÁS HABITUAL

Fabián Werner, periodista uruguayo, señala que la creación de este tipo de empresas es la forma más habitual de blanquear dinero. Ya que debido a la confidencialidad de los países con paraísos fiscales hacen que no se proporcionen datos sobre los dueños de estas firmas. 

“Estas cuentas siempre se abren en países donde existen secretos bancarios absolutos que hacen muy difícil acceder a las informaciones sobre sus fundadores”, explicó. 

Comentarios