Espacio fiscal está en cero y urge contener deuda, dicen

El espacio fiscal, entendido como el margen de maniobra del Tesoro Nacional con los recursos públicos, está actualmente en cero y urge una reforma para evitar que este indicador se convierta en una bomba de tiempo. Esto es lo que advierte la consultora Econolab en su reciente informe denominado La sostenibilidad de Ñapu’ã Paraguay (plan de reactivación).

El reporte recuerda que además de los USD 1.600 millones de nueva deuda que tomó el Gobierno para hacer frente a la pandemia del Covid-19, está en agenda la solicitud de un nuevo préstamo de USD 350 millones para el programa de recuperación dentro de Ñapu’ã Paraguay. En ese sentido, señala que si bien el endeudamiento planteado para la reactivación es solo el 13,9% del total contemplado, se presenta la incertidumbre de cómo amortizar en el futuro cercano un pasivo de crecimiento sostenido, pasando de USD 6.309 millones en 2017 a los USD 10.868 millones en mayo de este año.

El economista Rodrigo Chenú, autor del documento, recalcó que genera alarmas no solo el hecho del aumento acelerado de la deuda, sino que los indicadores de recaudación de impuestos no acompañen esta situación, lo que hace que el espacio fiscal vaya reduciéndose y este año no será la excepción (ver infografía).

“¿Qué significa que el espacio fiscal vaya decreciendo cada año? Que vamos a terminar de pagar la deuda pública en muchos más años”, subrayó.

En ese sentido, Econolab llama a la reflexión inmediata sobre esta situación. Para Chenú, no basta solo con la implementación de medidas de contención del gasto, sino que debe haber también reformas fiscales.

“Se tiene que debatir ahora ya sobre la reestructuración del Estado. Hay que apuntar a la calidad del gasto público, pero el Estado también tiene que generar incentivos y mejorar sus servicios, porque hay una realidad: Nadie quiere pagar impuestos con servicios deficientes. Al mismo tiempo, debe haber un mayor esfuerzo en combatir la informalidad, la evasión y el contrabando. Hoy la economía subterránea mueve cerca de un tercio del PIB”, expresó.

ESTADÍSTICAS. El plan de reactivación económica contempla una inyección de USD 2.513,6 millones y está centrado en tres pilares: Protección social, ingresos e integración; inversión pública; y créditos para el desarrollo. De ese total, USD 350 millones se financiarán con nueva deuda asumida por el Tesoro y USD 461 millones con deuda asumida por la banca pública.

Con estos programas, el Gobierno prevé evitar una caída mayor a la pronosticada por el BCP (-2,5%) e impulsar la recuperación de sectores golpeados por la crisis.

Si se concreta la toma de nueva deuda, el pasivo total llegaría a fin de año a los USD 11.679 millones y cada paraguayo terminará debiendo G. 11,1 millones tras la pandemia.

Comentarios