Fumadores, con más probabilidades de ingresar a cuidados intensivos

Los fumadores poseen el peor pronóstico frente al Covid-19 teniendo en cuenta el negativo impacto que tiene el tabaco en los pulmones y su asociación a una gran cantidad de enfermedades respiratorias. Así lo advierten especialistas del Programa Nacional de Control del Tabaquismo y Enfermedades Respiratorias Crónicas (Pronaterc) del Ministerio de Salud Pública, basados en un estudio publicado en la revista The New England Journal of Medicine.

El estudio Características clínicas de la enfermedad por coronavirus 2019 en China revela que en unas 1.100 personas con Covid-19 se evidenció que el 17% que presentaron síntomas más graves eran fumadores actuales y poco más del 5% eran ex fumadores.

Concluyeron que los fumadores tienen 2,4 veces más probabilidades de ingresar a cuidados intensivos, necesitar ventilación mecánica o morir a causa del virus, en comparación con los no fumadores.

MSP recuerda que fumar debilita el sistema inmunitario y su respuesta ante infecciones haciendo que los fumadores sean más vulnerables. Los fumadores, además, son dos veces más propensos a contagiarse de gripe y tener síntomas más severos. “El tabaquismo está relacionado con otras enfermedades respiratorias, siempre la mortalidad va a ser mayor entre quienes tengan coronavirus asociado a tabaquismo que entre aquellos que no fuman”, señala.

CONTAGIOS

Especialistas destacan que el uso de pipas de agua, shisha, cigarrillos electrónicos y productos de tabaco calentado como IQOS es un riesgo para la transmisión de Covid-19 ya que la exhalación del usuario podría contener virus.

No existe evidencia de que el uso de estos productos sea seguro, como tampoco se puede descartar que una persona infectada con el virus esparza al vapear una cierta cantidad de virus dentro de gotitas de saliva junto con el vapor ambiental.

Salud sostiene que la popularidad del vapeo podría explicar la mayor incidencia de Covid-19 entre los jóvenes y los adultos jóvenes en ciertas regiones.

Desde el Ministerio de Salud explican que la exhalación de aliento normal es un flujo de aire casi laminar a bajas velocidades, por lo que no esparcirá muchas gotitas de saliva y lo hará a distancias muy próximas, mientras que el estornudo o la tos fuerte son flujos de aire turbulento a altas velocidades, por lo que liberan muchas más gotitas y a mayores distancias.

En este sentido, el flujo de exhalación del vapeo es un flujo de aire y aerosol tipo intermedio entre el aliento y el estornudo. Por lo tanto, se puede concluir que esparcirá más virus que el aliento normal, pero menos que al estornudar o al toser.

Las gotitas de saliva que transportan virus se han detectado hasta 2,5 metros de personas que estornudan en condiciones ambientales normales.

Comentarios