Investigación revela droga que podría reducir gravedad del COVID-19

Se trataría de la clave para evitar que el coronavirus se reproduzca en los pulmones y creen que pueden reducir a nada peor que un resfriado común.
Luego de una nueva investigación del profesor de la Universidad Hebrea de JerusSe trataría de la clave para evitar que el coronavirus se reproduzca en los pulmones y creen que pueden reducir a nada peor que un resfriado común.

Laboratorio de Nahmias en el Centro Grass de Bioingeniería de la Universidad Hebrea. Foto: Daniel Hanoch.
Luego de una nueva investigación del profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalén Ya’acov Nahmias y del doctor Benjamin tenOever del Centro Médico Monte Sinaí de Nueva York, reportada por una Agencia Judía de Noticias, la misma reveló que la droga aprobada por la FDA, Fenofibrato (Tricor), podría reducir la capacidad del SARS-CoV-2 para reproducirse o incluso hacerlo desaparecer. Los investigadores creen que podrían reducir la gravedad de COVID-19 a nada peor que un resfriado común.

Al respecto, Nahmias explicó al Jerusalem Post que los virus son parásitos y no pueden replicarse a sí mismos. “No pueden crear nuevos virus. Tienen que entrar en una célula humana y luego secuestrarla”, agregó.

Los últimos 3 meses, Nahmias y tenOever pasaron estudiando lo que el COVID-19 está haciendo a las células pulmonares humanas. Descubrieron que el coronavirus evita la quema rutinaria de carbohidratos, lo que resulta en la acumulación de grandes cantidades de grasa dentro de las células pulmonares, una condición que el virus necesita para reproducirse.alén Ya’acov Nahmias y del doctor Benjamin tenOever del Centro Médico Monte Sinaí de Nueva York, reportada por una Agencia Judía de Noticias, la misma reveló que la droga aprobada por la FDA, Fenofibrato (Tricor), podría reducir la capacidad del SARS-CoV-2 para reproducirse o incluso hacerlo desaparecer. Los investigadores creen que podrían reducir la gravedad de COVID-19 a nada peor que un resfriado común.

Al respecto, Nahmias explicó al Jerusalem Post que los virus son parásitos y no pueden replicarse a sí mismos. “No pueden crear nuevos virus. Tienen que entrar en una célula humana y luego secuestrarla”, agregó.

Los últimos 3 meses, Nahmias y tenOever pasaron estudiando lo que el COVID-19 está haciendo a las células pulmonares humanas. Descubrieron que el coronavirus evita la quema rutinaria de carbohidratos, lo que resulta en la acumulación de grandes cantidades de grasa dentro de las células pulmonares, una condición que el virus necesita para reproducirse.“Al comprender cómo el SARS-CoV-2 controla nuestro metabolismo, podemos recuperar el control del virus y privarlo de los recursos que necesita para sobrevivir”, indicó Nahmias. El investigador señaló que también puede ayudar a explicar por qué los pacientes con altos niveles de azúcar y colesterol en la sangre suelen tener un riesgo particularmente alto de desarrollar el COVID-19.


Comentarios