La epidemia de coronavirus alcanzó una “meseta” en Brasil, afirmó este viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS), que instó al país sudamericano a aprovechar la oportunidad para controlar los contagios.

“El alza en Brasil ya no es exponencial, ha alcanzado una meseta”, indicó al respecto el responsable de emergencias de la OMS, Michael Ryan, en una conferencia de prensa virtual.

“Hay una meseta. Brasil tiene ahora la oportunidad de frenar la enfermedad, suprimir la transmisión del virus, de tomar el control” de la epidemia, subrayó Ryan.

La tasa de reproducción del virus, que mide el número de nuevas personas contagiadas por cada persona infectada -superior a 1,5 o 2 en abril y mayo- se ubica ahora entre 0,5 y 1,5 en las diferentes regiones de Brasil, explicó Ryan. Qué la cifra sea superior a 1 implica que la curva de la pandemia continúe creciendo. Consecuentemente, cuando se ubica por debajo de este límite, baja.

“Hasta ahora, en muchos países, incluido Brasil, es el virus el que (...) ha establecido las reglas”, añadió Ryan, quien señaló que “una vez que las cifras se estabilicen, será posible reducir la transmisión”.

El responsable de la OMS aseguró que Brasil tiene “ahora la posibilidad de hacerlo” pero que “tendrá que tomar medidas muy sostenidas y concertadas para lograrlo”, subrayando que “no hay garantía” de que el virus retroceda por sí mismo.

Brasil, el país más grande de América Latina, superó el jueves la barrera simbólica de los dos millones de contagios. En las últimas 24 horas hubo 45.403 nuevas infecciones, según informó el Ministerio de Salud.

No obstante, los expertos coinciden en que el número oficial de casos está ampliamente subestimado en este país de 212 millones de habitantes.

Michael Ryan, responsable de emergencias de la OMS (Fabrice Coffrini/Pool via REUTERS)

“Dos millones es un número simbólico, porque no tenemos test masivos. Probablemente haya cuatro o cinco veces más. Las mediciones más pesimistas señalan hasta diez veces más”, advirtió a la agencia AFP el infectólogo Jean Gorinchteyn, del Instituto Emílio Ribas y del hospital Albert Einstein de Sao Paulo.

En toda América Latina, los contagios superan los 3,6 millones y ya hay más de 154.000 fallecidos. La cifra implica que Brasil representa más del 50 por ciento en ambos rubros

También se reportaron el jueves 1.322 decesos en las últimas 24 horas, con lo que la cifra de fallecidos ahora se acerca a 80.000. Brasil es el segundo país más afectado por la pandemia, tanto en casos positivos como muertes, solo por detrás de Estados Unidos.

Entre los contagiados se encuentra el presidente Jair Bolsonaro, quien se encuentra en cuarentena desde que contrajo la enfermedad. Esta semana, el mandatario confirmó que un nuevo test le dio positivo, por lo que continuará confinado.

El jefe de Estado, abiertamente escéptico sobre la pandemia y opuesto a las medidas de protección contra el virus, ha dicho no aguantar la rutina de quedarse en casa. “Es horrible”, aseguró.

El mandatario, de 65 años, sostiene que no tiene síntomas y que está funcionado el tratamiento con hidroxicloroquina, cuya eficacia no ha sido científicamente probada.

Bolsonaro lleva a cabo una campaña sin cuartel, en nombre de la supervivencia económica del país, contra los gobernadores que impusieron medidas de aislamiento.

En el mundo, en total, el número de muertos por coronavirus supera los 590.000 y hay casi 14 millones de casos oficialmente registrados.

Con información de AFP

Comentarios