Molienda de oleaginosas tuvo una caída del 10% en el primer semestre

La problemática que se tiene para la navegación en la hidrovía es uno de los problemas que tiene el sector. Foto: Archivo.Al cierre del primer semestre, la molienda total de oleaginosas alcanzó 1.665.920 toneladas, lo que representa una caída de 10% con relación al volumen promedio de los últimos 3 años para los seis primeros meses del año, y de 138.691 toneladas con relación al 2019, según los datos consignados por la Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (Cappro).
Con 327.753 toneladas procesadas, el mes de junio fue mejor, tanto si se compara con el valor del año pasado como con el promedio de los últimos tres años para este mes, aunque el 2020 se mantiene como el de peor registro acumulado desde el primer semestre de 2013, señalan los productores.

Para explicar estos números, se debe considerar que, a pesar del buen volumen cosechado, este proceso se realizó con retraso, con lo cual el inicio de año fue bastante complicado y está siendo bastante difícil la recuperación, más aún si se tiene en cuenta la situación de pandemia y la problemática que se tiene para la navegación en la hidrovía Paraguay-Paraná, vía de salida tanto de la soja en estado natural como de la harina y el aceite producido por nuestras industrias.

Utilización aumenta hasta el 71%

La molienda de soja acumulada al cierre del primer semestre de este año representa una utilización del 71% de la capacidad nominal de las industrias aceiteras nacionales en este periodo.

Esto implica una mejoría de 3 puntos porcentuales con relación al cierre del pasado mes de mayo, aunque se mantiene por debajo del 76% que se había registrado en el primer semestre del 2019.

Considerando este dato, resulta complicado conseguir una recuperación en lo que queda del año, que vuelva a ubicar a la utilización en niveles similares a los del año pasado, ya que el margen para descontar la diferencia de principio de año se acorta conforme pasan los meses. Además, ni las condiciones locales ni las internacionales generan expectativas favorables que lleven a aumentar los días de molienda en el año.

Comentarios