No emitir bonos dependerá de la ley de administración de pasivos

El viceministro de la Administración Financiera del Ministerio de Hacienda, Óscar Llamosas comentó que la posibilidad de no incorporar la emisión de bonos en el Presupuesto General de la Nación para el próximo año dependerá de la autorización legal del proyecto de Ley de Administración de Pasivos (conocido comúnmente como ley de bicicleteo de la deuda) que el Fisco envió al Congreso. 

La mencionada iniciativa permitirá a la cartera estatal ver los compromisos de la deuda que se tenga en los años subsiguientes y esto ir cambiando, es decir, reemplazar una deuda por otra en condiciones mucho más ventajosas. 

“Para que el año que viene no incorporemos deuda dentro de la Ley de Presupuesto pero, necesariamente tenemos que tener aprobada esa Ley de Administración de Pasivos”, dijo.

Por su parte, el ministro de Hacienda, Benigno López, manifestó que si se cuenta con esa normativa se tendrá menos necesidades por una cuestión coyuntural y se podría dejar pasar el año que viene la emisión de bonos soberanos, en la medida que se tenga financiadas las inversiones necesarias que están en proceso y que generalmente se fondea con bonos. 

“La ley te permite utilizar las condiciones del mercado en cuanto a tasa, plazo para generar ventaja cuando la situación financiera lo permita, entonces, esa es una ley que si estamos en el mercado la debemos tener porque no podemos esperar un proceso de aprobación legal para hacer operaciones de pasivos en deudas que ya fueron autorizadas, es el secreto de la ley”, explicó. 

Agregó que las obras de inversiones se van a tener que seguir haciendo ya que son necesarias, “seguramente va haber una disminución en el ritmo pero las obras son absolutamente necesarias para la conectividad, la productividad y el crecimiento económico en nuestro país”, acotó.

El secretario de Estado agregó que ya en el plan de recuperación económica se plantea dar mayor empuje a las Alianzas Público Privadas (APP), “se prevé una participación mucho más activa del sector privado; ajustando todos los procedimientos relacionados a las asociaciones públicos privadas como así también al financiamiento, la ley de llave en mano y, por otro lado, las obras públicas van a seguir utilizando el financiamiento que ya tienen aprobado a través de las distintos créditos de multilaterales”, mencionó. 

No obstante, aclaró que aún no tienen cerrada “esta estrategia” debido a que todavía no presentaron el proyecto de ley de presupuesto. Cabe recordar que al cierre del mes de mayo de este año la deuda pública escaló a US$ 10.780 millones, cifra que equivale al 29,7% del Producto Interno Bruto (PIB). Este monto es el más alto en los últimos 16 años, cuando en el 2004 se había cerrado a una relación de 25,6% del producto, según los registros históricos. 

Comentarios