Pablo Zabala: “La morosidad vino de la mano con la pandemia”

La cobranza es la última etapa de un proceso de conversión de cajas, es obtener los fondos que uno ha aportado dentro de un proceso operativo. Estas etapas tras la pandemia han sufrido grandes cambios. Pablo Zabala, CEO de Recsa para Argentina, Paraguay y Uruguay, una de las empresas más reconocidas de cobranza a nivel mundial, habló al respecto.

En Paraguay se tomó tras la ley de emergencia nacional la posibilidad de que las empresas no paguen algunas cuotas de sus servicios y esto hizo que se acumulen algunas cuentas. Zabala expresó que esas medidas se tomaron en diferentes países, en donde la crisis surtió efectos de diferentes formas, por ello es difícil compararse.

“Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), Paraguay tendrá una menor caída y un mejor rebote en su economía, pero creo que dentro de las medidas la más efectivas siempre son las que tienen que ver con el subsidio a la mano de obra, sobre todo a las mipymes”, acotó.

El experto también hizo hincapié en que la crisis afectó a sectores en donde se llegó a una facturación cero y a otros rubros ayudó con grandes ganancias. En la conectividad, por ejemplo no se notó un impacto negativo pero, ¿qué tal va la morosidad?

“Algunos aumentaron las ventas pero también incrementaron en la morosidad. Hay un dato del banco de España sobre la morosidad que plantea que por cada caída del Producto Interno Bruto (PIB), por un punto se estima que la morosidad crece un 0.7%. Si hacemos un paralelismo con Argentina estaríamos pensando que debería incrementarse la morosidad casi un 4.2%, este estudio no existe en Paraguay”, afirmó.

EFECTIVIDAD DE COBRO

En el programa Estrategia y Liderazgo, transmitido por el 5días TV, bajo la conducción de Horacio Ferraro y Gustavo Picolla, también se abordó la efectividad de pagos que por la pandemia han tenido una importante fluctuación.

Zabala relató la efectividad que se tenía para cobrarle a los clientes tras la pandemia que cayó de forma regional un 13,9%, esto incluye a países como Argentina, Paraguay, Chile, Perú, Nicaragua, Honduras, España y El Salvador.

“Hemos tenido un crecimiento del 70% en la asignación de carteras de clientes. La morosidad está aumentando pero hay servicios que no se pueden cortar por ser esenciales; vamos a un incremento de morosidad y nace la duda en el índice de desempleo y la capacidad de pago que tendrá ese consumidor”, esa es la realidad según el entrevistado.

A nivel regional también mencionó que el índice de servicios tiene un 14% menos de recupero y el índice financiero un 12% menos. Cabe resaltar que hay países que se mantuvieron con 24% arriba, como Chile, que han tenido más problemas con sus estallidos sociales que con la pandemia.

“Cada país enfrentó de manera diferente la pandemia, la economía de Paraguay es sana, pero si se ve que se produjo una acumulación de deudas y hay que ver cómo se solucionará eso. Yo no creo que el incremento del salario y la capacidad de pago será menor, la morosidad llegó con la pandemia”, subrayó.

MENSAJE

Zabala aclaró que para un mayor conocimiento e información de los clientes y su situación (clientes vulnerables, ingresos y gastos, información boreau) se debe trabajar con modelos predictivos y optimizar la pre mora. 

“Se debe hacer un seguimiento de las estrategias y adaptación rápida de sus procesos. Revisar los esquemas de control y retribución con sus proveedores externos, porque lo primero que se hace cuando la morosidad aumenta es ajustar las políticas crediticias. Todos quieren tener una empresa sana”, finalizó.

Comentarios