Para la Procuraduría, Royal reconoce deuda al Estado

La Procuraduría General de la República (PGR) respondió a la demanda de Royal Seguros SA, aseguradora contratada por la compañía portuguesa Mota Engil, para el fallido Proyecto Metrobús. Según la interpretación del Estado Paraguayo, la compañía reconoce la deuda que tiene con el Gobierno, por lo que piden una rápida ejecución de la póliza.

“El arbitraje sigue su curso y en el marco del juicio que promovió Royal por pago por consignación, el Estado Paraguayo se presentó y aceptó que la empresa le debe al Estado, porque Royal promovió la demanda”, señaló el procurador Sergio Coscia en representación del Estado y del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC). La garantía de cumplimiento es de G. 40.390 millones (US$ 5,9 millones).

Por su parte, la aseguradora espera los resultados del tribunal arbitral para conocer quien finalmente es el culpable de la rescisión del contrato que causó millonaria pérdida al Estado paraguayo. Coscia, también insistió “que todo el arbitraje tendrá como sede Asunción, tal como figura en el contrato firmado en marzo del 2016”.

A finales de marzo, César Marsal Spinzi, presidente de la aseguradora, explicó que este retraso se debe a la crisis desatada actualmente por la propagación del Covid-19 que ha obligado a la paralización de casi todas las actividades económicas.

El pasado 1 de mayo la Comisión de las Naciones Unidas para el Derecho Mercantil Internacional (CNUDMI), instancia consignada en el contrato del Metrobús para dirimir diferencias, emitió una decisión por unanimidad del tribunal arbitral –respecto del reclamo de la constructora a la cartera de Estado en la que ordena al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), “suspender y abstenerse de realizar cualquier acto tendiente a la ejecución de las garantías, y mantener a salvo cualquier monto cobrado en virtud de ellas, en caso de que la suspensión no haya sido lograda”.

“LA FISCALÍA NO INVESTIGA”

El senador liberal Enrique Salyn Buzarquis, presentó una denuncia por estafa contra el ex ministro de Obras Públicas y Comunicaciones Ramón Jiménez Gaona, por el caso de la fallida obra del Metrobús. Según el escrito del legislador, el daño patrimonial contra el Estado superaría los US$ 50 millones. Buzarquis calificó como “la gran estafa” el caso y recordó que millones de guaraníes se llevaron en nombre de esta obra.

“Hace más de un año que presenté la denuncia y nunca la fiscalía movió nada”, aseveró el legislador, quien acusó al ex ministro por lesión de confianza y estafa durante la ejecución del fallido proyecto.

De acuerdo con las declaraciones de Buzarquis, Jiménez Gaona suscribió un contrato de obras con la empresa internacional Mota-Engil, por un monto de G. 300.417 millones, para la construcción de 11 kilómetros de obras; desde San Lorenzo hasta Asunción. “Esto implicaba una serie de trabajos complementarios que se encuentran inconclusos, a pesar de los plazos establecidos en el contrato”, refirió. También resaltó que “ya hubo pagos a la citada empresa, sin la debida contraprestación, habiéndose ocasionado un grave perjuicio patrimonial al Estado Paraguayo”.

Comentarios