Paraguay necesita un dólar “alto y estable”

El empresario Marco Riquelme expresó que hay que dejar de temerle al “dólar alto”. “Un dólar alto y estable en Para­guay es lo que necesitamos para mejorar nuestra com­petitividad como país. En los países vecinos no es un –dólar alto– sino un –dólar fluc­tuante– lo que les da inestabi­lidad”, aclaró. Agregó que un dólar alto tiene todo que ver con la competitividad indus­trial, especialmente en esta región donde se tienen veci­nos muy volátiles.

Esta última semana fue clave para el merado de cam­bios, pues el tipo de cambio (dólar-guaraní) aumentó considerablemente al mismo nivel que hace dos décadas atrás, según los registros. Esto no estuvo fuera del control del Banco Central del Paraguay (BCP), que inyectó al mercado US$ 800 millones en lo que va del 2020, según afirmó el eco­nomista jefe del BCP, Miguel Mora, a radio Unión.

“A pesar de todo este esce­nario, el Banco Central está presente en el mercado, pero, como siempre mencionamos, nosotros no garantizamos un nivel del tipo de cambio, ya que el valor se determina por el libre juego de oferta y demanda”, aclaró el técnico.

Meses atrás, el economista, ex presidente del BCP, Carlos Fernández Valdovinos, dijo que la situación de la tenden­cia alcista del tipo de cambio local es normal. “Cuidado con intervenciones exageradas del Banco Central, por lo que lo que se va a hacer es estar tirando innecesariamente nuestras reservas. Tenemos que ser muy cautos en la presión que le pon­gamos al BCP para que inter­venga, porque podemos estar restando competitividad de la economía, y en segundo lugar, restando las reservas interna­cionales que tanto costó acu­mular”, mencionó.

El dólar finaliza la semana por encima de los G. 6.900, dentro del mercado mayorista de che­que y transferencia. La presencia del Banco Central del Paraguay (BCP) se hizo mucho más efec­tiva a partir del acercamiento a los G. 7.000, señala Basa Capital, en su comentario semanal.

La demanda persiste, tanto por parte de importadores, multinacionales y agentes económicos que, preocupa­dos por la escalada, salen de posiciones en guaraníes para adquirir la divisa americana, señala el análisis.

Comentarios