Presidente del BCP señala que topes a tarjetas es distorsivo

Establecer techos a los precios es siempre distorsivo, genera ineficiencias y exclusión, señaló el presidente del Banco Central del Paraguay (BCP), José Cantero, porque excluye a una parte importante del mercado como finalmente ocurrió con la ley que fijó topes a la tasa de interés que cobran la entidades financieras por las compras con tarjetas créditos, desde setiembre del año 2015. 

La respuesta la dio ante la consulta sobre la propuesta que habían anunciado hace un mes atrás representantes de la la Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP) de modificar el artículo 9, de la ley 5476/15, de modo a estimular a que retornen las promociones más agresivas y convenientes para los clientes y así estimular al consumo interno. 

“Estamos transitando en el Paraguay un proceso de crisis, es decir, una crisis importante en el consumo. Nuestro análisis demuestra que la ley en que se impuso una limitación a las tasas de interés de las tarjetas afectó al sector más vulnerable, hubo un sector muy importante que salió del sistema formal y estas personas hoy no tienen acceso al crédito”, había expresado el economista de la CAP, Rubén Ramírez Lezcano al argumentar la necesidad de corregir los alcances de la ley. 

Hay que recordar que antes de la Ley de topes a intereses, algunos bancos cobraban tasas por encima del 50% de interés, lo cual hacía imposible que los tarjetahabientes puedan salir del círculo vicioso del pago mínimo. Hoy el promedio está en 13%; y la propuesta es eliminar la fórmula de cálculo del tope, con lo cual, las entidades podrían elevar la tasa de este producto hasta un 36%, que es actualmente el límite no usurario. 

USURA

Desde la Asociación de Bancos (Asoban) alegaron que justamente la población más vulnerable (que tenía saldos dentre G. 2 a 3 millones) es la que quedó excluida del sistema formal, teniendo que recurrir a otras formas de financiamiento, principalmente, del sector informal. 

En esta misma línea, el presidente del BCP indicó que la fijación de la tasa de las tarjetas de crédito no solo generó la desbancarización de los poseedores de tarjetas, sino que también la exclusión de las micro empresas que ver tan reducidos sus márgenes ya no vieron como opción de venta este instrumento. 

“Entonces, el sector de las microempresas al quedar excluidos, han tenido que recurrir también a financiaciones por fuera del sistema bancario, implicando un efecto adverso en sus balances al tener que soportar mayores costos financieros”, puntualizó. 

Lo concreto es que el proyecto del gremio de anunciantes perdió fuerza ante la ola de críticas de la opinión pública , quienes no están dispuestos a volver al escenario de cobro que se tenía antes de la polémica ley. 

Unos meses antes, el diputado Carlos Nuñez Salinas también había lanzado un “globo sonda” para medir la temperatura ante un eventual proyecto de ley que levante los topes de interés. Las críticas fueron tantas, que también decidió dar marcha atrás a la propuesta. 

REACTIVACIÓN ECONÓMICA

Por otro lado, Cantero consideró que el sector empresarial se debe “embanderar” del plan de reactivación económica, mirando a esta crisis como una oportunidad para realizar una transformación en el mercado y las empresas. 

“Debemos dialogar entre todos cómo hacer más resilientes a nuestra economía, a nuestras empresas y a nuestras familias. La productividad, la eficiencia, la competitividad, el ahorro, son algunas de las variables que debemos incorporar a nuestro ADN”, finalizó el titular de la banca matriz. 

Comentarios