Protocolo sanitario binacional para la reapertura del Puente de la Amistad

El Comité Internacional de Crisis de Frontera elaboró un protocolo sanitario binacional para la reapertura del Puente de la Amistad, entre Ciudad del Este (Paraguay) y Foz de Yguazú (Brasil), que será entregado a las autoridades de ambos países, cuyo objetivo es la reactivación del turismo de compras de la región trinacional. El cierre de fronteras, desde la segunda quincena de marzo, dejó como resultado una catástrofe económica, que derivó en miles de desempleados. Incluso, los empresarios de la capital del Alto Paraná señalan una pérdida mensual de USD 500 millones.

Encuentro virtual entre los integrantes del Comité Internacional de Crisis de Frontera.

El protocolo sanitario binacional es un informe de consenso técnico, compuesto por estudios y reuniones que se llevan a cabo periódicamente desde mayo. El objetivo es consolidar las medidas de salud y de seguridad para el momento de la reapertura del Puente de la Amistad, determinando acciones integrales de prevención y atención.

El Comité Internacional de Crisis de Frontera está integrado por representantes de Ciudad del Este (Paraguay) y Foz de Yguazú (Brasil), quienes se reúnen (de manera virtual) para el análisis, discusión y deliberación sobre asuntos relacionados con las actividades socioeconómicas de la frontera, dentro del alcance de las respuestas civiles a la crisis por la pandemia del coronavirus.

El protocolo será enviado a las autoridades de cada país para el estudio correspondiente. “Refleja un análisis cuidadoso de las condiciones de la pandemia, la economía y los aspectos sociales en la frontera”, explicó el presidente del Consejo de Desarrollo Económico y Social de Foz do Yguazú (CODEFOZ), Mario Camargo.

Señaló que “el puente debe abrirse para nosotros, los residentes fronterizos, ya que podemos llevar a cabo controles sanitarios de manera integrada y segura. Entonces, minimizaremos la crisis que se extiende y elimina empresas y empleos”.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Empresarios de Alto Paraná, Carlos Jara, dijo que el siguiente paso está cargo de los representantes paraguayos y brasileños del comité, quienes tienen la tarea de exponer y discutir las reglas previstas en el protocolo binacional con las autoridades de sus países. Esta articulación es necesaria para el consentimiento y eventuales ajustes a la propuesta.

“Tenemos un consenso entre empresarios y líderes de Foz de Yguazú y Ciudad del Este. Vamos a dedicarnos ahora para asegurar esta unidad con nuestros gobiernos. Esta propuesta fue desarrollada con mucho diálogo y evaluación por las personas que viven, trabajan y generan empleos en la frontera”, señaló el empresario esteño.

Comentarios