Remesas familiares disminuyeron 25,8% en un año, a raíz de la crisis

La crisis económica generada por la pandemia, que golpeó a todas las economías del mundo, tanto a grandes como chicas, provocó que el nivel de remesas familiares también se reduzca. De acuerdo a los datos del Banco Central del Paraguay (BCP), el ingreso de divisas por remesas familiares al cierre de mayo del 2020 fue de US$ 33,9 millones, cifra 29,6% menor a lo registrado en el mismo mes del 2019.

Con esto, el valor total de las remesas al 5º mes fue de US$ 168,8 millones, presentando una caída de 25,8% en términos interanuales, ya que hace un año el nivel estaba en US$ 211,8 millones. “Esta caída de las remesas se debe principalmente a los menores ingresos percibidos por los paraguayos en los países de origen, dado que la crisis ocasionada por el covid-19 redujo en gran medida la actividad económica”, señala el análisis de la consultora local Mentu.

Los envíos desde Argentina, que disminuyeron 65,2% respecto al mismo período del año anterior, presentan una de las mayores caídas. Así también, dada su importante participación en el total, se destacan las reducciones de las remesas provenientes de EEUU (-34,7%) y de España (-19,4%). Esta situación, señala Mentu, además de disminuir los ingresos de las familias receptoras, contribuye a aumentar el tipo de cambio del dólar, cuyo referencial actualmente es de G. 6.908 por dólar (G. 6.830 minorista), lo que representa una depreciación del 7,1% comparado al cierre del 2019, y exige mayores intervenciones por parte del BCP.

Para la consultora uruguaya CPA Ferrere, la caída de las remesas familiares podría intensificar “efecto ingreso”. Con esto, el dólar tendrá una mayor presión en el mercado local.

Por otro lado, la Comisión Económica Para América Latina (Cepal), en su reciente informe sobre proyecciones julio 2020, resaltó que la actividad económica en el mundo está cayendo más de lo previsto hace unos meses como consecuencia de la crisis derivada de la enfermedad por coronavirus y, con ello, aumentan los impactos externos negativos sobre América Latina y el Caribe a través del canal comercial, de términos de intercambio, de turismo y de remesas.

Además, la región se encuentra hoy en el epicentro de la pandemia y, si bien algunos gobiernos comenzaron a aliviar las medidas de contención, otros continuaran o incluso intensificaran ante el persistente aumento de los casos diarios de la enfermedad.


SUBA DEL DÓLAR ES INEVITABLE

En menos de siete meses el Banco Central del Paraguay (BCP) vendió unos US$ 713 millones para darle un equilibrio a la cotización del dólar; sin embargo, la subida se hizo inevitable y ya alcanzó los niveles históricos del 2002. ¿Habrá forma de detener la escalada? El precio subió en la jornada de ayer a G. 6.840, 20 puntos más, y se ubicó en G. 6.830 minorista. Sobre eso, el analista económico Pablo Herken dijo que se torna imposible evitar que el precio del dólar siga subiendo, pese a que el Banco Central está haciendo todo lo humana e institucionalmente posible para “suavizar” la tendencia del aumento y aplanar la curva. Indicó que si bien el guaraní posee la mejor variación de América Latina en los últimos tres años, actualmente la palabra clave en el mercado es: incertidumbre, pues la gente está llena de dudas y busca refugiarse en lo más seguro que precisamente hoy no existe.

Comentarios