Se redujo siembra de soja zafriña en 25,7%

Tanto el cultivo de soja como de maíz zafriña experimentó una disminución este año. La oleaginosa registra la brecha más amplia con relación al 2019, pues la siembra se extendió a 515.362 hectáreas, por debajo de las casi 700.000 observadas en la campaña anterior.
De acuerdo con la estimación geoespacial de cobertura realizada por técnicos del Instituto de Biotecnología Agrícola (Inbio), la mayor caída se registró en el Departamento de Concepción, donde los cultivos se extendieron en apenas 137 hectáreas, casi 12 veces menos que el año pasado, le sigue Caaguazú con una reducción del 48,6%, en una cobertura de 65.692 hectáreas.

En la lista también se encuentra Canindeyú, con 147.629 menos, así como Misiones, con una precipitada caída de casi 90% de la superficie.

Alto Paraná, que sigue concentrando más del 35% del área de cobertura con 195.560 hectáreas sembradas, sufrió una variación negativa respecto a la soja zafriña del 2019, cuando se alcanzaron 254.848 hectáreas.

MEJORAS. Se notaron incrementos en otras zonas, principalmente Amambay, donde se cultivaron 23.379 hectáreas, superiores a las 7.813 observadas el año pasado. Le siguen Itapúa, que subió el área de siembra en más de 150%; Caazapá, que casi duplicó en una superficie de 64.426 hectáreas, y San Pedro, con 5.394 hectáreas más; mientras que Guairá tuvo un leve repunte sumando 547 hectáreas.

MAÍZ. En este rubro hubo una merma de 2,2% con 865.772 hectáreas sembradas. Este comportamiento se observó principalmente en los departamentos del Norte del país como San Pedro, Concepción y Canindeyú, atendiendo que los suelos se liberaron tarde de la cosecha de soja.

Esto ocasionó que los productores duden en arriesgarse con el maíz, ya que su desarrollo coincidiría con las heladas de invierno.

Igualmente la sequía de marzo y abril produjo una pérdida de alrededor del 30% de los cultivos.

Comentarios